•   Rotterdam  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El París Saint-Germain persigue este martes ante el Ajax de Amsterdam consolidar el liderazgo del grupo F de la Liga de Campeones, con la intención de llegar al último partido en el Camp Nou con plenas opciones de acabar primeros y evitar así a los grandes del continente en octavos de final.

Ante un rival ya eliminado de la máxima competición continental, pero que puede lograr una plaza en la Liga Europa, los hombres de Laurent Blanc, que ya tienen el billete para octavos, deberán mejorar su prestación de la ida, donde empataron a 1, el único duelo que no han ganado en su temporada europea.

Con un centro del campo mermado por las lesiones, además de la victoria, el PSG tendrá otro duelo que afrontar, el de mejorar la vistosidad de su fútbol, objeto de duras críticas, sobre todo porque el año pasado a estas alturas el equipo deslumbraba tanto en la competición continental como en la doméstica.

Segundo de su campeonato, a un punto del líder, el Olympique de Marsella del argentino Marcelo Bielsa, el conjunto de la capital es uno de los invictos de Europa, junto al Chelsea de José Mourinho y al Bayern de Múnich de Josep Guardiola.