•   Macao, China  |
  •  |
  •  |
  • ESPN

Manny Pacquiao aprovechó la contundente victoria que tuvo sobre Chris Algieri para gritar a los cuatro vientos que quiere enfrentar a Floyd Mayweather arriba del ring.

El campeón mundial welter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB) tuvo nulos problemas para terminar con los sueños de Algieri y ratificar que Rocky Balboa solo existió en película. La diferencia en todos los aspectos que permite el boxeo fue notable entre el filipino y el estadounidense.

Y ahora Pacquiao solo tiene un objetivo claro en su futuro, enfrentar a Mayweather Jr. en la pelea que el mundo está esperando; que las televisoras aguardan y que necesitan organizar antes de que sea demasiado tarde.

“La gente merece esa pelea”, dijo Pacquiao en conferencia de prensa, al finalizar su pelea de este domingo en Macao, sábado por la noche en Estados Unidos. “Es hora de hacer que eso suceda. Ha pasado mucho tiempo. Quiero esa pelea”.

¿Culpa de “Money”?

Pacquiao reiteró que ha sido el “Money Team” el que ha rechazado el enfrentamiento que a juicio del promotor Bob Arum podría convertirse en el más caro de la historia del pugilismo. “Siempre están rechazando la pelea”, agregó. “Creo que la pelea tiene que suceder”.

Pacquiao mostró gran preparación frente a un rival que tampoco sirvió de parámetro para valorar su verdadero nivel. De cualquier manera, es complicado pensar que un boxeador envíe seis veces a la lona a otro, como sucedió con Pacquiao sobre Algieri.

Pacquiao hizo todo lo que estuvo de su parte para noquear, pero no pudo, como no ha podido desde el 2009 cuando noqueó en el último asalto a Miguel Cotto.

El promotor Bob Arum dijo que solo hace falta una llamada de teléfono de la gente que maneja los destinos de Mayweather para que el enfrentamiento con Pacquiao sea una realidad. Dijo que Top Rank, empresa promotora de Pacquiao, está dispuesta a hacer el combate en el 2015 y que la sede que propondrían es el estadio de los Dallas Cowboys en la NFL, con capacidad para más de 100 mil aficionados en caso de un evento de boxeo.

“Solo estamos a una llamada telefónica”, comentó Arum. “Esa pelea debe hacerse. Por el bien del boxeo debe suceder. Los aficionados la merecen. Todos debemos trabajar juntos para que esa pelea se haga realidad”.