•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

El boxeador nicaragüense olímpico, Osmar Bravo, cedió este miércoles en su pelea de semifinales en 81 kilogramos tras perder por decisión unánime contra el colombiano Juan Carrillo y tendrá que conformarse con la presea de bronce que otorga los Juegos Centroamericanos y del Caribe Veracruz 2014.

En un combate poco vistoso por la falta de recursos boxísticos de ambos peleadores, el colombiano sacó la mejor parte contragolpeando a Osmar, quien en el primero y tercer round salió a buscar a su oponente.

[Te interesa: Omar López quedó con bronce]

Un izquierdazo al mentón del colombiano en el tercer asalto, fue lo más destacable a favor de Osmar, visiblemente limitado en sus combinaciones.

No obstante, Bravo se portó valiente ante un hombre que le superaba en estatura, alcance, boxeo y experiencia, y que con poco dominio sacó el resultado a su favor para quedarse con la medalla de plata. Los tres jueces vieron ganar al cafetalero con idénticas tarjetas de 30-27.

Bravo, quien ganó medalla de bronce en los Preolímpicos de Brasil, es hasta ahora, el púgil amater más laureado de Nicaragua. Ganó fama tras clasificar a los Juegos Olímpicos de Londres en 2012 y desde entonces se ha convertido en el referente boxístico de los amater a nivel nacional.

De esta forma, Bravo, junto a Omar López, regresarán a Nicaragua con preseas de bronce.