•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Antes de que iniciara la temporada en la Liga de Beisbol Profesional Nacional, LBPN, los Tigres de Chinandega no aparecían en la lista de candidatos para pelear el liderato, pero el conjunto felino ha sorprendido, y a base de garra, buen juego colectivo y un pitcheo solvente, se han adueñado del primer lugar.

Anoche en Chinandega, los Tigres rugieron y superaron al Bóer, con score de 3x1, para adueñarse del liderato que precisamente estaba en poder de los Indios. Paul Estrada con una labor destacada de 5.2 innings, en los que permitió 7 imparables y una carrera, maniató a la ofensiva capitalina.

El destino del partido se definió en el primer tercio de juego. Los Tigres emboscaron al abridor y perdedor del partido, Reinier Valdés, y le anotaron una carrera por bola ocupada. Cesar Díaz pisó el plato para el 1x0. Ripostó el Bóer en la segunda entrada, hit impulsador de Darwin Sevilla al jardín derecho empató las acciones 1x1.

Los Tigres volvieron a la carga en el cierre de la tercera entrada e inmediatamente explotaron a Valdés, quien se fue a las duchas tras golpear a Agustín Séptimo. Este se robó la base y luego avanzó a la antesala por escogencia de Esteban Ramírez y anotó por wild pitch. Siguió Edgard Montiel con imparable que remolcó para el 3x1.

hubo pleito

En un partido lleno de emociones que al final se vio empañado por una riña entre el relevista de los Gigantes Francisco Valdivia, y del artillero del San Fernando, Renato Morales, Rivas le arrebató el partido a las Fieras 12x8.

Noel Areas en su debut como mánager del San Fernando se quedó a tres outs de obtener la victoria, porque en el noveno episodio cuando el partido estaba 8x6 a favor de las Fieras, los Gigantes emptaron con una remolcada por hit de Ramón Flores, y sentenciaron el desafío con rally de cuatro carreras en el décimo. Ganó Valdivia y perdió Álvaro Membreño.

Al final del partido, Valdivia y Renato fueron protagonistas de un pleito. Al parecer Valdivia dijo algo que no le gustó al artillero, quien tras ser dominado en el último out del partido, buscó al lanzador para el intercambio de metralla, pero no le pegó, y más bien recibió una patada al estilo ninja.