•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A menos de que haya un cambio de planes de última hora, el rivense Erasmo Ramírez se marcha de los Cardenales de Lara, como lo hizo desde su llegada a la Liga de Venezuela este año: dominando.

Anoche, Ramírez lanzó 6 sólidos innings en los que aceptó apenas una carrera ante los Leones de Caracas, que al final aprovecharon su salida para arrebatar una victoria de 2-1 que tenía el rivense en ocho innings, para imponerse 6-2, gracias a un rally matador de cinco en el noveno.

Pero más allá de ganar o perder, la labor de Erasmo nuevamente fue de lo más deslumbrante.

Es cierto que el nicaragüense aceptó su primera carrera limpia en Venezuela. Pero con esas seis entradas laboradas, sumó 30 innings en los que aceptó solo la carrera limpia de anoche, con dos anotaciones sucias que aceptó en su primera salida, para un majestuosa efectividad de 0.30.

Volvió a dominar

Erasmo siguió intransitable en Venezuela. Anoche, lanzó las primeras dos entradas sin carreras ante Caracas, dominando en fila a Henry Rodríguez, Eugenio Suárez, Félix Pérez, Bobby Abreu, Alex González y Carlos Pérez.

En el tercero, Daniel Mayora le abrió con imparable, seguido de otro hit de Danny Vásquez.

En seguida, Ramírez golpeó a Gregorio Pettit, hasta que logró dominar a Rodríguez con elevado al jardín izquierdo, que permitió la anotación de Mayora. Pero Erasmo dominó a Suárez y Pérez, dominando luego a los tres del quinto y tres del sexto, cuando se marchó con la ventaja 2-1 a su favor ya que los Cardenales lo respaldaron con anotaciones en el primero y segundo innings.

Alex Herrera y Manny Acosta relevaron a Erasmo, pero en el noveno el relevista Luis Avilán no pudo dominar, al igual que Luis Vizcaíno, quienes echaron a perder la posible tercera victoria de Erasmo en cinco aperturas en Venezuela.

Antes del partido, se dijo que esta era la última salida de Erasmo con los Cardenales, porque tenía permiso de lanzar solo 30 innings, que los cumplió con su labor de anoche.

En estos 30 episodios, Ramírez solo aceptó una carrera limpia, para magistral efectividad de 0.30. Su balance fue de 2-0 en 5 salidas, con 13 hits, 4 bases y 22 ponches. Los rivales le batearon un ridículo promedio de .129.