Flavio García
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Ni el mismo Denis Martínez, quien fue estremecido por el primer cuadrangular de Derek Jeter en las Grandes Ligas, en 1996, se imaginó que este muchacho, en aquel entonces de 21 años, se iba a convertir en una “leyenda” en el campocorto de los Yanquis de Nueva York.

Pero ahora, esa una oportunidad de brillar está en las manos del holandés Didi Gregorius, que hace tres días fue elegido en medio de un canje entre los Yanquis, Detroit y Arizona, para ocupar la posición de Jeter.

Quizá, la exigencia para el nuevo campocorto no tarde en aparecer, debido a su discreta ofensiva en la Gran Carpa. Batea .262 en 724 turnos, con un porcentaje en las bases de .332 ante lanzadores derechos, mientras que ante los zurdos su promedio es apenas de .184.

Sin embargo, este es apenas el comienzo para Gregorius, quien deberá demostrar que puede portar la camisa de los “Mulos” con la actitud y destreza necesarias, para ganarse la confianza de los fanáticos, seguir los pasos de Derek Jeter y brillar como la luz del mediodía.