•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

José “Danto” Pérez es uno de varios boxeadores a los que el bicampeón mundial Rosendo Álvarez ha bautizado como el “próximo” campeón mundial de Nicaragua. Dos de los peleadores a los que el “Búfalo” les dio la bendición del monarca fueron: Yáder Cardoza y Marcos Mojica.

Lamentablemente ni Cardoza ni Mojica encontraron el rumbo del éxito. El primero perdió en su única oportunidad titular contra el mexicano Adrián Hernández y posteriormente su carrera se vino a pique, tanto así que fue noqueado por Cristofer González en tan solo un round hace algunos meses.

Al segundo mencionado tampoco le fue bien: cuando su carrera estaba en proceso de ebullición, enfrentó a Oliver Flores y fue vencido, desnudando todas sus carencias. Pero la historia de Marcos quizás fue más trágica, porque posteriormente fue noqueado por el excampeón mundial José “Quiebra Jícara” Alfaro, el pasado 15 de marzo, y desde entonces el caraceño desapareció del boxeo, y su estrella dejó de brillar.

Sin rivales complicados

Ahora quien carga con la bendición del “Búfalo” es el “Danto”, quien marcha invicto con 12 victorias, 10 por la vía rápida; sin embargo, todavía no ha enfrentado un rival que lo ponga a prueba. Eso es normal, apenas es un prospecto y las carreras de los mejores peleadores del mundo se han manejado con cautela, sin precipitarlos a derrotas innecesarias. Al final, lo importante es ganar experiencia y después probarse contra rivales de nombre.

Pérez enfrentará a otro rival cómodo, en teoría, el próximo 20 de diciembre en la cartelera de Bufalo Boxing. El “Danto” intentará conseguir su decimotercera victoria contra un “Pollito”, seudónimo del mexicano Roberto López, quien tiene 31 victorias y 25 derrotas en su récord; con 41 años de edad tiene poco que perder. Simplemente, es un contrincante que engrosará la lista de víctimas del “Danto” Pérez.

Seguramente será la victoria 13 del nica, quien es un peleador con talento, pero que aún tiene mucho camino por recorrer y es demasiado pronto para ser considerado como un posible campeón, tomando en cuenta la categoría de las 115 libras.