• |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Nació el 30 de octubre de 1960, en Lanús, cerca de Buenos Aires (Argentina). Se cría en Villa Fiorito, provincia de Buenos Aires, entre los potreros y la pobreza.

Inició en el mundo del fútbol a los nueve años, en un equipo infantil, Los Cebollitas. A los dieciséis ya era convocado por la Selección de Argentina. En 1979, lo eligieron como mejor jugador sudamericano del año.

Su debut en primera división tuvo lugar el miércoles 20 de octubre de 1976. Fue con el Argentinos Juniors, con la camiseta número 16, metiendo un caño en la primer pelota que toca. Recibían a Talleres de Córdoba, el partido terminó 0-1 pero poco importa el resultado, ese día sería histórico para el fútbol argentino. Su primer momento duro fue el 19 de mayo de 1978, cuando César Luis Menotti no le convocó para jugar el Mundial Argentina 1978.

Después fue convocado por la Selección juvenil, desembarca en Japón, los tres partidos de la ronda inicial fueron en Omiya. Diego era el capitán y el equipo lograba un muy buen nivel derrotando 5-0 a Indonesia, 1-0 a Yugoslavia y 4-1 a Polonia. La campaña fue implacable, a estos tres triunfos siguieron otros tres: 5-0 a Argelia, 2-0 a Uruguay y 3-1 a la Unión Soviética. Diego convertía 6 goles en 6 partidos.

sus comienzos

Fue fichado por el Atlético Boca Juniors, pero era requerido por el Barcelona y el River Plate, pero fue fiel a su equipo. El 22 de febrero de 1981 tuvo lugar su debut, marcándole 2 goles a Talleres de Córdoba. El 12 de abril Diego juega el primer clásico, era una noche lluviosa en La Bombonera y derrotan a River 3-0 con un golazo suyo. Finalmente, Boca salía campeón de la mano de Diego Armando Maradona.

A pesar de todas estas experiencias, su paso por el Barcelona no tuvo un carácter tan agradable. Durante su permanencia en el equipo español, sufrió una hepatitis, una fractura, y lo más grave, discriminación. Su debut oficial ocurrió el 5 de septiembre de 1982 marcando un gol en la derrota contra el Valencia. Tras abandonar el Barcelona, pasa a Italia para jugar en el Nápoles. Debutó el 22 de agosto de 1984 en un San Paolo repleto por la Copa de Italia, ganando 4-1 con un gol suyo.

Con llegada del Mundial de México del 86 se consagró a sí mismo como uno de los que pasarían a hacer historia. El debut fue con un triunfo 3-1 contra Corea del Sur el 3 de junio. Tres días después, con un gol de Maradona, empatan 1-1 contra Italia. El 11 de junio, Argentina 2 - Bulgaria 0, Diego no hace goles, cinco días más tarde derrotan a Uruguay por la mínima diferencia en un partido bastante duro, donde le anulan un gol a Diego por supuesta mano. El 22 de junio de 1986 fue el gran día, Argentina-Inglaterra, Diego realiza un gol fantástico partiendo de atrás desde mitad de cancha y gambeteando a todo lo que se le cruzaba por adelante. No hay que olvidarse del famoso primer gol contra los ingleses, “la mano de Dios”. El 25 de junio vencen a Bélgica 2-0 con dos goles de Maradona y la consagración es el 29 de junio al derrotar 3-2 a Alemania en la final del Mundial México ‘86. Argentina se proclamó campeón del mundo.

malos ratos

Después de mucho éxito y reconocimiento social, su carrera deportiva se vio afectada en 1991 al ser acusado de consumir drogas. Instantáneamente le expulsaron del Nápoles. En 1992 regresa a España para jugar, pero ahora en el Sevilla de Carlos Bilardo. Su paso por el club no fue nada bueno, no estaba en buena forma física y juega 25 partidos, marcando solo cuatro goles. Un año después llega a Newell’s Old Boys, donde solo juega 4 partidos sin marcar goles en un paso fugaz por dicha institución.

Llegó el Mundial de 94 en los Estados Unidos. Para este, Maradona se preparó muy bien, estaba en línea y con muchas ganas de cumplir un gran papel, pero dio positivo en el test antidoping después del partido contra Nigeria y se descubrió que había consumido “ephedrina”, sustancia no permitida por la FIFA. Se le suspendió por un año con la prohibición de jugar al fútbol. Así la selección argentina, que gracias a Maradona tenía un buen equipo con buenas posibilidades de ganar el mundial, sin su capitán fue derrotada.

En diciembre de 1999 Maradona recibió los premios Clarín y Olimpia al mejor deportista argentino del siglo. Fue cinco veces máximo goleador y obtuvo diez (10) títulos: Boca (1981), Barcelona (Copa del Reu 1983), Nápoli (scudetto 1987 y 1990; Copa Italia 1987, Copa UEFA 1989 y Supercopa italiana 1991), Selección argentina (Mundial juvenil 1979, Mundial de México 1986 y Copa Artemio Franchi 1993). Jugó 90 partidos oficiales con la albiceleste, y marcó 33 goles, 8 de ellos en mundiales.

Amistades sin fronteras

También ha sido un ferviente admirador del extinto Hugo Chávez Frías, con quien hizo una amistad entrañable. Su amistad nació allá por el 2005, en el recordado Tren del Alba que arribó a Mar del Plata para manifestarse en contra del ALCA. Allí, entre charlas sobre Fidel Castro, la política y el futbol, comenzaron una larga relación Maradona y Chávez. Desde allí, el amor nunca se rompió. “Lo amo, rezo por él todos los días, lo amo por encima de todas las cosas”, aseguró el 10 cuando el presidente era operado de un segundo tumor en La Habana, Cuba. Luego, cuando volvió a las actividades, el mandatario agradeció al futbolista. “Es un gran amigo, lo llevó aquí en mi corazón, aseguró Chávez.

“Fidel es el único político que respeto”

Diego Armando siente un enorme respeto por Fidel Castro y cada vez que puede lo reitera con todas sus palabras. En una entrevista hace unos años, el astro futbolístico dijo que Castro “es el único tipo” que respeta “como político”, porque se jugó la vida y es el padre de todas las revoluciones que emprenda la gente que quiere salir adelante.

“En Cuba no tienen lujos, ni plasmas a color, pero comen todos... es un ejemplo a seguir (...) A Fidel los yanquis lo han querido matar cada día y medio, pero no han podido. Cada vez que lo mató la CNN, lo llamé y me atendió”, refirió el ‘Pelusa’ sobre el país donde vivió cuatro años para rehabilitarse de su adicción a las drogas.

352 GOLES hizo Maradona en su carrera futbolística.