•   Las Vegas, Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La pelea estelar entre el estadounidense Timothy Bradley Jr. y el argentino Diego Chaves en los pesos welter en el Chelsea at The Cosmopolitan, en Las Vegas, terminó en empate la noche del sábado.

Los jueces dieron el combate 116-112 a favor de Chaves, 115-113 para Bradley y el tercero dio el pleito empatado 114-114.

Bradley, dos veces ex campeón mundial, quedó con un récord de 31-1-1 y 12 nocauts, mientras que Chaves, un exmonarca mundial también, dejó el suyo en 23-2-1 y 19 nocauts.

En un combate sumamente aguerrido con emocionantes cuerpo a cuerpo, el estadounidense Bradley sacaba la mejor parte en las tarjetas en los primeros asaltos.

Aunque, el chico de Buenos Aires demostró gran valentía durante la pelea, dando y recibiendo de tú a tú frente a un boxeador más técnico.

En el octavo asalto, ambos peleadores tenían el ojo izquierdo medio cerrado producto de los golpes recibidos.

Los tres últimos capítulos fueron una copia del resto de la pelea con acciones a granel y los rostros de ambos peleadores dañados por el rigor del combate, en una división que dejó otra vez el título vacante.

Esto frena un poco las aspiraciones de Bradley, que pensaba ganar y enfocarse en el siguiente golpe, subir a las 154 libras para enfrentar a los mexicanos Juan Manuel Márquez o Saúl “Canelo” Álvarez o al puertorriqueño Miguel Cotto.

Andy Lee se coronó

Previamente, el británico Andy Lee (34-2 y 23 nocauts) venció por nocaut en el sexto asalto y le quitó el invicto al ruso Matt Korobov (24-1 y 13 nocauts), para titularse en los pesos medianos de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Lee, que estaba debajo en las tarjetas, sacó un derechazo al mentón del ruso en un intercambio que sacó de balance a su rival y tras una andanada de golpes sin respuestas, el árbitro detuvo el desigual combate.