Haxel Rubén Murillo
  •  |
  •  |

Hace unos días escribí un artículo que titulé “Danto Pérez contra un Pollito”, en el que contaba cómo los peleadores Marcos Mojica y Yáder Cardoza, ambos manejados por Rosendo Álvarez, habían sido noqueados de forma estrepitosa en sus últimos combates, después de haber sido bautizados como los futuros campeones mundiales.

El artículo molestó a Rosendo, quien públicamente en su Facebook aseguró que así mismo había bautizado como campeones a Luis Pérez, Juan Palacios, y Randy Caballero. No es malo desearle lo mejor a los peleadores que maneja dentro de su promotora, pero también debe ser consciente de que no es correcto ni sabio ponerle la estela de monarca a peleadores que técnicamente no tienen el talento para alcanzar ese nivel.

No se necesita ser un especialista en boxeo para saber que Mojica y Cardoza, jamás van a ser campeones mundiales. La razón es sencilla: no tienen el material humano para conseguirlo. El último en ser declarado como el futuro campeón por Álvarez es José “Danto” Pérez, quien apenas es un muchacho en proceso de construcción y que boxísticamente tiene talento, pero tampoco ha enfrentado a un rival para valorar si tiene nivel para ser campeón mundial. No hay que “Inflar” a los peleadores, es un error.