•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

En Nicaragua siempre nos hemos sentido orgullosos por la calidad del boxeo y por los campeones mundiales forjados desde hace 40 años, cuando Alexis Argüello venció al mexicano Rubén “Púas” Olivares, para conquistar el título pluma de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB).

Sin embargo, en Costa Rica también hay motivo para sentirse orgullosos, porque este sábado Hanna Gabriels tratará de regresar a la cima del boxeo mundial disputando la corona superwelter de la Organización Mundial de Boxeo (OMB), mientras que su esposo Bryan “Tiquito” Vázquez expondrá por segunda ocasión su cinturón superpluma interino que avala la AMB.

Gabriels, una excampeona welter y superwelter de la OMB, tratará de recuperar el cinto de las 154 libras, enfrentando a la mexicana Patty Ramírez, en una cartelera que tendrá lugar el sábado en Carolina, Puerto Rico.

En su última pelea de febrero del año pasado, Gabriels fue noqueada en el segundo round por la dominicana Oxandia Castillo, para perder el cinturón superwelter.

Esa derrota y el nacimiento de su primera hija, obligaron a Gabriels a alejarse por más de un año del ring. Pero está de regreso, confiada en conquistar el título vacante que ella, en su momento, ostentó.

También el “Tiquito”

En cambio, Vázquez expondrá su cinturón superpluma de la AMB ante el mexicano Sergio Thompson, este mismo sábado en una velada que se realizará en Cancún, Quintana Roo, México.

En una primera etapa, Vázquez fue campeón superpluma interino de la AMB, pero en una unificación de hace dos años, fue noqueado por el japonés Takashi Uchiyama. Pero el año pasado ganó tres peleas, incluyendo una sobre el nicaragüense René “Chirizo” González, para recuperar el cinturón.

Este año tiene una victoria sobre el mexicano José Félix Jr., en Las Vegas, y pretende hacer lo mismo este sábado ante Thompson, un bravo peleador mexicano que tiene un palmarés de 30-3, con 26 nocauts.

Así que esta pareja formada por Gabriels y Vázquez tratará de seguir dando orgullo al boxeo costarricense.