•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Fernando Copete es el pilar principal de la estructura defensiva del Walter Ferretti. Su solidez en la zaga se traduce en actuaciones soberbias, y en casi todos los partidos lo han convertido en el mejor defensa del país.

Y es que Copete tiene todas las cualidades que un técnico desea: defensa, potencia, inteligencia, anticipación y fortaleza en el juego aéreo. No es casualidad que en el sistema que hoy implementa Flavio Da Silva, uno se encuentre a Copete como el jefe de la primera línea del batallón, un batallón que está a 90 minutos de conquistar lo sublime del futbol nacional contra el dictador Real Estelí, que vio cómo conquistaban su casa por la mínima en el partido de ida de la gran final.

“Será un partido más difícil --la vuelta-- de lo que fue en Estelí”, considera Copete, quien ya piensa en el juego que les podría dar el título este domingo en el Estadio Nacional de Futbol, de la UNAN-Managua. “Siempre es importante jugar en casa. Tenemos muchas cosas a favor, la afición, algo más que motiva para hacer mejor las cosas y poder lograr el título”.

No se confían

Copete es consciente de que el gol es una ventaja prodigiosa, tomando en cuenta que conquistar el Estadio Independencia era una misión imposible desde el 2012 (los norteños acumulaban 40 partidos sin perder desde esa fecha).

“Esa ventaja no significa nada. Aún faltan 90 minutos, no podemos dar ventajas, tenemos que plantear un partido importante y jugar mucho mejor que en Estelí, si queremos ser campeones. Respetamos al rival porque sabemos que es un equipo muy fuerte de visita. Si nos equivocamos, no nos perdonan”, explicó el defensor, quien asegura que la postura del equipo será la misma que en el partido de ida: jugar con intensidad desde el primer minuto será clave.

“No nos vamos a defender”, dijo el defensa, que está ilusionado con el título, pero que lo de romper la dictadura de Estelí es lo que menos les importa: “No pensamos en eso de la dinastía. Nosotros solo pensamos en ser campeones, sin quitarle méritos a nadie como en la cancha, allí hablamos. Lo único que quiere Ferretti es ir creciendo como institución, nada más”.