•   Marruecos  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El San Lorenzo de Almagro sufrió para ganar en el alargue 2-1 al Auckland, pero se enfrentará este sábado al Real Madrid en la final del Mundial de Clubes, donde este miércoles también se jugó el duelo por el quinto puesto, que el Setif ganó al Sydney Wanderers.

El plato fuerte del día estaba, sin duda, en la segunda semifinal entre argentinos y neozelandeses, donde los primeros partían como favoritos pero en la que tuvieron muchísimos problemas para salir vencedores.

Los argentinos llegaron a adelantarse con un tanto de Pablo Barrientos ya en el minuto 45+2, aunque el español Ángel Berlanga igualó para los neozelandeses en el 67. El partido fue al tiempo suplementario y allí Mauro Matos, que había entrado en la segunda parte, logró el gol del triunfo (‘92) nada más empezar, ante un Auckland que no se rindió y que incluso envió un balón al palo en el ‘112.

Por tercera vez en tres participaciones en el Mundial de Clubes, Argentina consiguió que su representante llegue a la final, y ahora San Lorenzo espera levantar un trofeo que no pudieron ganar Boca Juniors en 2007 y Estudiantes en 2009, que tuvieron que conformarse con sendos subcampeonatos.

Épico Auckland

El Auckland, por su parte, quedó fuera de la final en su excepcional torneo, en el que ya había dejado fuera al marroquí Moghreb Tetuán y al argelino Setif. Ahora intentará irse con una nueva alegría, el sábado en el duelo por el bronce contra el Cruz Azul mexicano.

“Moralmente, somos los campeones del mundo, con todos los respetos al Real Madrid, el San Lorenzo y hasta el Tetuán”, sentenció el técnico del Auckland, el español Ramón Tribulietx, muy orgulloso del partido de sus pupilos.

Su equipo, pese a ser semiprofesional, fue valiente y apostó por la posesión, llegando a controlar el juego durante varias fases del partido.

“En el campo a veces parecíamos nosotros el equipo profesional, ellos estaban defendiéndose. Con todos los respetos a San Lorenzo, que fue el mejor equipo del pasado torneo de la Libertadores, tener a ese equipo defendiendo casi en su área es espectacular”, declaró.

Setif salva el honor

Este miércoles también se jugó el partido por el quinto puesto, entre los dos equipos que perdieron en los cuartos de final, y el vencedor fue el Setif argelino, que ganó 5-4 en penales tras un empate 2-2 al Sydney Wanderers australiano.

Los Wanderers se adelantaron por medio del holandés Romeo Castelen (minuto 5), pero el Setif dio la vuelta a la situación en el arranque de la segunda mitad, primero con un tanto en contra de Daniel Mullen (50) y luego con una diana de su atacante Abdelmalik Ziaya (57).

El brasileño Vitor Saba (89) empató de falta directa (2-2) y el partido, sin prórroga, fue a los penales, donde los argelinos ganaron 5-4, tras fallar tres por cuatro errados de su rival.

El Mundial de Clubes vivirá ahora dos días sin partidos, antes de que el sábado Cruz Azul y Auckland jueguen por el tercer puesto y Real Madrid y San Lorenzo se vean en la gran final.