•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Hacerse cargo de la Selección de futbol de Nicaragua lo califica como un sueño hecho realidad; el guanacasteco, Henry Duarte Molina, a sus 56 años, se escucha emocionado desde el hilo telefónico, mientras terminaba de arreglar su situación con la Federación Costarricense de Futbol en la que laboró por muchos años en selecciones menores y supervisor de selecciones.

Duarte o “nica” como le dicen entre sus colegas por su tez morena y su origen guanacasteco, debutó en Primera de Costa Rica con la Asociación Deportiva Guanacasteca y luego jugó por 12 años con el Saprissa, continuó con la Universidad de Costa Rica y cerró sus últimos años como jugador en Metapán de El Salvador y Colonia de Alemania. Fue un mediocampista de mucha entrega y coraje según le recuerdan en las notas que se habla de él en su país.

Gran formación

En Alemania se forma como técnico, logra su licencia A y la licencia UEFA Pro., en Costa Rica, dirige equipos como Limonense, Puntarenas, Pérez Zeledón, Herediano. Además estuvo a cargo de la Universidad de Costa Rica, Liberia, Cartaginés, Carmelita, San Carlos, Santos de Guapiles y Maccabi Netanya de Israel (2012), en la que fue asistente del técnico, Lothar Matthaus.

“Siempre soñé con dirigir una selección absoluta y cuando Mauricio Cruz me habló de esta posibilidad, le dije, encantado, si me dan tiempo para hacer un proceso y no pensar en que llegué y debo clasificar a un Mundial. No pidan un Mundial, sí una selección competitiva porque para eso llego. Pero antes se debe trabajar duro para desarrollar el futbol en Nicaragua con el apoyo de todos”, comentó en sus primeras declaraciones en exclusivas para EL NUEVO DIARIO.

¿Conoce algo del futbol de Nicaragua?

Miré las selecciones que tuvo Enrique Llena y podría decir que tenía buenas individualidades como el nica-colombiano Luis Copete, Juan Barrera, Justo Lorente y el nica-español Dani Cadena. Era un equipo con actitud para pelear, se les veía compromiso, ambición pero en lo táctico le faltaba reagruparse mejor, ser más agresivo en la marca, en el ataque, tener un mejor trabajo en sus líneas. En muchas de esas cosas es la que debo trabajar.

¿Cree usted que pueda aportar algo al futbol en Nicaragua?

Hay mucho talento en Nicaragua y lo ideal será trabajar en el proceso de selecciones, en mejorar el proceso regional de captar a ese talento, preparar a muchos técnicos y creo que con eso podemos comenzar a sembrar unas bases sólidas para desarrollar el futbol en Nicaragua. Sé que hay gente dispuesta a trabajar juntos en este proyecto. Sé que el presidente, Jacinto Reyes, está anuente a caminar juntos y espero que se sumen ustedes los periodistas para este reto.

¿Qué aspira tomando este puesto como técnico en un país sin mucho avance en el futbol?

No me pidan que clasifique a un Mundial, no sería para nada justo, lo que sí prometo es que Nicaragua se convertirá en cuatro años en una selección competitiva en el área. Esperen a una selección que se ubique entre las mejores de Centroamérica. En ese período pídanme que peleemos con mucho futbol con selecciones como Costa Rica, Honduras, Panamá. Si no lo logró, yo mismo lo aceptaré y tendré que marcharme, pero estoy seguro que vamos a cumplir este propósito.

¿Qué será lo primero que hará cuándo asume el puesto este 16 de enero de 2015?

Vamos a preparar a muchos técnicos nicaragüenses, gente que luego se encargue de mejorar el proceso de selecciones menores de todo el país. Haremos un diagnóstico de cómo andan y vamos a trabajar con ellos para de ahí sacar nuestro cuerpo técnico. No descarto que más adelante se tenga que conseguir un preparador físico extranjero para darle más preparación a alguna selección.

¿Qué espera de la Federación Nicaragüense de Futbol como entrenador teniendo en cuenta que se tiene acá tantas limitantes económicas?

Es clave jugar en todas las fechas FIFA. Necesito que comencemos a jugar para avanzar, evaluar, mejorar, tenemos que ir sumando puntos. No pediré que juguemos contra equipos de gran nivel de Europa, Asia, o algo similar, pero sí con selecciones del Caribe que están al alcance para poder jugar en esas condiciones. Se tiene que hacer con el esfuerzo de todos para lograr avanzar porque como cualquiera, creo que quieren ver a su selección jugar y será importante que la gente se enamore de esta selección. Eso solo lo podemos hacer si jugamos, si nos preparamos bien y eso es lo que buscaré, que a la gente le guste ver jugar a esta selección pero que además compita y sepa que juegue para pelear un partido contra las mejores selecciones del área.

Duarte, asegura que se siente como un nicaragüense más, “no he llegado pero sé que será la mejor experiencia que pueda vivir en la cancha. Estoy listo para trabajar en este proyecto tan importante para Nicaragua. Me considero un hombre de campo, que le gusta entregarse, solo dénme el chance de hacerlo porque sé que podemos hacerlos juntos”.