•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • ESPN.com

El campeón unificado de peso supergallo, Guillermo Rigondeaux, sobrevivió a un par de impresionantes caídas en el séptimo asalto, pero retuvo su cinturón de las 122 libras cuando Hisashi Amagasa, con el lado izquierdo de su cara muy hinchado, se retiró a su banquillo después del undécimo round, el miércoles, en el Coliseo Bodymaker, en Osaka, Japón.

La pelea fue una de las cinco de título mundial en dos sitios el miércoles en Japón, donde las principales funciones de Año Nuevo se han convertido en una tradición. Hubo una tercera cartelera el martes que incluyó tres peleas más de título mundial.

Rigondeaux, el dos veces medallista de oro olímpico por Cuba, quien desertó y ahora vive en Miami, hizo la sexta defensa del título y parecía estar al mando del combate hasta el sexto round mientras lanzaba de manera intermitente su jab de derecha y continuamente se movía hacia un lado para mantener a Amagasa a la distancia. Sin embargo, los 5 pies y 10½ pulgadas de Amagasa, que poseía una ventaja en la altura de 6½ pulgadas, fue agresivo, puso mucha presión sobre Rigondeaux y tuvo sus momentos importantes.

Su mejor momento vino en el séptimo asalto, cuando se abrió paso y golpeó a Rigondeaux derribándolo dos veces.

La caída

Con unos 30 segundos que le restaban al round, Rigondeaux estaba retrocediendo cuando Amagasa le dio en la barbilla con golpe de derecha. Rigondeaux cayó, pero se levantó rápidamente y no parecía estar herido de gravedad. Cuando se reanudó la contienda, Amagasa, que se enfrentaba a un oponente de primer nivel por primera vez, se fue directamente hacia él. Conectó una derecha y una izquierda en una ráfaga de golpes que enviaron a Rigondeaux a la lona de nuevo. Una vez más, Rigondeaux se levantó rápidamente y trató de convencer al réferi Michael Ortega de que se había resbalado.

Amagasa de 29 años de edad (28-5-2, 19 KO), originario de Japón, es un púgil de la división pluma que bajó de peso para desafiar a Rigondeaux, no tuvo la oportunidad de conectar otro golpe después de la segunda caída, porque el round terminó.

Rigondeaux (15-0, 10 KO) de 34 años, tomó rápidamente el control de la pelea de nuevo en el octavo asalto y a la mitad del décimo capítulo, conectó una izquierda que derrumbó a Amagasa en el centro de la lona. Para entonces Amagasa presentaba una fuerte hinchazón alrededor de su ojo derecho y el lado izquierdo de su rostro también estaba empezando a verse más desfigurado en lo que parecía ser una posible fractura de mandíbula o de mejilla.

Rigondeaux dominó en undécimo round mientras la hinchazón en la cara de Amagasa se puso aún peor. Después del asalto, se retiró a su banquillo.

15-0 el balance de Guillermo Rigondeaux, con 10 nocauts, tras su victoria en Osaka.