•  |
  •  |
  • Marca.com

El motor del bólido Gareth Bale no tiene nada que envidiar a los modelos más veloces de un Mercedes o un BMW de gama alta. La maquinaria del galés ha demostrado en las citas más importantes de 2014 que cuenta con caballos suficientes para ganar cualquier carrera. Los esprints del galés, más propios de un atleta, son bien conocidos y temidos por las defensas rivales.

Sus galopadas, además de ser las más rápidas del Madrid, también han sido clave para la conquista de los cuatro títulos por los blancos en 2014. Una de sus carreras que pasará a la historia la realizó durante la final de la Copa del Rey. El galés recorrió 59.1 metros en 7.04 segundos y culminó su hazaña marcando el tanto de la victoria ante el Barcelona, en el minuto 84.

Números de estrella

Los números de Bale demuestran su calidad. El galés ha cogido carrerilla esta temporada y de sus botas nacen las galopadas más rápidas de los blancos. En lo que va de temporada, el galés ostenta el récord del sprint más rápido del Madrid, con una velocidad punta de 34.29 km/h en el partido de la jornada 15 ante el Almería. Además, ha sido el más rápido en otros cinco partidos de Liga y el segundo más veloz en otros dos encuentros. Bale también es el único que pasa la marca de 34 km/h.

En cuanto al promedio de distancia recorrida por partido, Bale corre una media de 8.69 km en cada encuentro. La media del galés se encuentra en cuarta posición por detrás de James, Marcelo y Pepe. El bólido galés registra además una velocidad media de 29.92 km/h en los encuentros ligueros que ha disputado en esta campaña. Es el segundo jugador más veloz, solo por detrás de ‘Chicharito’ con una media de 30.09 km/h pero con muy pocos minutos de juego.

Pese a sus imparables galopadas, Bale no es el jugador con mayor velocidad punta de la Liga. Feghouli del Valencia y Michel del Almería con un promedio de 35.53 km/h y 35.42km/h son los jugadores más rápidos del campeonato.

29.92 km/h es la velocidad media del galés en lo que va de esta campaña con los blancos.