•  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Quienes trabajan duro y se esfuerzan por la excelencia tienden a alcanzar sus metas, mientras que aquellos que ponen en el mínimo esfuerzo generalmente obtienen resultados mediocres.

Un ejemplo de esfuerzo y excelencia ha sido la nicaragüense Carina Cuculiza, que, durante los últimos cuatro años de estudio en Miami, ha compaginado el aula de clases y el campo de golf como dos pasiones llevadas de sus manos.

La capitalina ha logrado metas importantes en su estadía por los Estados Unidos, al punto de contabilizar tres Top 10 acabados, y ser la punta de lanza para llevar al equipo Huracanes a realizar su primera aparición después de ocho años en la postemporada de la Asociación Nacional Atlética Colegial (NCAA), donde compiten las universidades de mayor potencial deportivo.

“Mi tiempo aquí ha sido increíble. Yo no sabía qué esperar. Llegué a la universidad sin expectativas. Solo quería ver qué podía hacer. Para mí fue básicamente una cosa del día a día. Yo solo quería asegurarme de que cada día podía hacer algo que me haría mejor, en lo académico o en el golf. Eso es lo que yo esperaba hacer cuando empecé como estudiante de primer año”.

Honor académico

Cuculiza también se ha destacado en el aula de clases, al punto de ser incluida por la comunidad universitaria en la Sociedad de Honor Hierro Flecha en diciembre de 2013, recibiendo el más alto honor de la Universidad de Miami. Además, fue seleccionada en la categoría de estudiantes ¿Quién es Quién? entre las universidades americanas y colegios en el 2014. Y entre otro de sus mejores logros fue el ganar el All-ACC honores académicos y fue seleccionada para Golf Entrenadores del 2013, la Mujer Asociación All-American Académico del equipo.

“Para mí, no he hecho nada especial”, dijo Cuculiza. “En el golf, siempre quiero jugar tan bien como me sea posible y en la escuela quiero conseguir las mejores notas que yo pueda. Siempre quiero sobresalir en ambos lados y no voy a sacrificar a uno para el otro. Ellos se complementan entre sí. Si estás jugando bien, vas a hacer bien en la escuela. Para mí, los dos van de la mano”.

Aunque ella siempre ha destacado en el deporte y en lo académico, Cuculiza admite que recientemente ha comenzado a darse cuenta de todo lo que ha logrado.

“Cuando me escogieron en el Iron Arrow y comencé a recibir todos los premios, yo estaba como, ‘¿Oh, Dios mío, de dónde vienen esos premios?’. Yo no me di cuenta de que sería capaz de conseguir esto, obtener el Premio ¿Quién es Quién?, o el más alto honor para el Departamento de Marketing. ¿Cómo es eso posible?”, afirmó.

Joven de compromiso

Cuculiza ha pasado los últimos cuatro años fuera de Nicaragua y en medio de una lucha ante la nostalgia, el tiempo la ha convertido en una joven con una mentalidad madura y exitosa.

“Estar lejos de casa me ayuda a ser independiente. Tengo mis entrenadores, que son como mis figuras parentales aquí, pero estoy tratando de ser independiente y hacer cosas por mí misma. Cuando llegué aquí, me fue difícil acoplarme. Además, tenía que asegurarme de que tenía las habilidades para manejar mi tiempo en la universidad, porque eso es realmente importante. Si llegaste tarde, es tu culpa. Si no está ahí, es tu culpa. Si no estudias, es tu culpa. No se puede culpar a nadie, excepto usted. Usted es responsable de hacer que las cosas sucedan”, apuntó.

Alguien que puede dar fe de lo que Cuculiza está logrando como persona son sus entrenadores, quienes creen que la pinolera ha sido un modelo de estudiante-atleta y alguien que ha sido importante para el éxito de su programa.

“En ella tienes una jugadora que sabe que nunca tendrá que preocuparse”, dijo el entrenador asistente John Koskinen. “Ella trabaja duro y siempre quiere hacer lo mejor posible. Ella es el sueño estudiante-atleta. Si usted puede tener un equipo lleno de jugadores como ella, ni siquiera tendríamos que estar aquí. Hace todo por sí misma”.

Modelo a seguir

Por su parte, el entrenador en jefe Patti Rizzo está orgullosa de lo que Cuculiza ha logrado y aprecia sus contribuciones a Miami golf. “Creo que Carina se va a ganar un montón de premios académicos y ella tiene una gran personalidad. Ella siempre viene con una sonrisa en su rostro, nunca se queja y nunca da menos de 100 por ciento”, dijo.

Entrenadores de Miami recientemente informaron a Cuculiza que cambiarían el nombre del premio académico de golf con el de su nombre. Cuculiza, que ha sido nombrada la mejor Golfista Académica Superior en Miami en sus tres primeras temporadas, servirá para siempre como el modelo de estudiante-atleta de Miami golf.

Premio Cuculiza

Pero en medio de tantos galardones, Cuculiza recibió otra sorpresa de parte de sus entrenadores y fue nuevamente honrada con la creación del “Premio Carina Cuculiza a la Excelencia Académica”, que se centra en ayudar a la devolución de los bastones a la postemporada de la NCAA y de obtener su título en marketing. Una vez que viene la graduación alrededor de mayo, Cuculiza tiene varias opciones. No importa que uno elija, es probable que tenga éxito.

“Solicité a la escuela de posgrado aquí para obtener una maestría en finanzas, por lo que podría estar en Miami un año más”, dijo Cuculiza. “Si no, yo podría ir a casa y empezar a trabajar allí. No sé lo que voy a hacer, aún. Me estoy inclinando más hacia la financiación de la comercialización. Es por eso que estoy recogiendo las maestrías en finanzas, pero también estoy abierta a cualquier cosa. Me encantaría viajar y tal vez jugar un poco de golf”, finalizó la brillante atleta.