•  |
  •  |

La tarde de este lunes el gimnasio del mercado “Iván Montenegro” luce semivacío, no hay ni 10 boxeadores entrenando, algunos descansan por las festividades navideñas, pero otros como René “Gemelo” Alvarado (21-3, 14 nocauts) consideran que el éxito se construyen trabajando millas extras, esas que muchas veces pocos recorren, pero que son necesarias para llegar a la cima.

Bajo las órdenes de Sergio González, el rostro del “Gemelo” deslumbra motivación y seguridad. El 2014 para René ha sido como una ruleta rusa llena de emociones positivas y de decepciones inesperadas. La primera sonrisa la tuvo cuando se coronó campeón plata pluma (126 libras), posteriormente firmó con la promotora Golden Boy Promotions de Oscar De la Hoya, y perdió su cetro sorpresivamente contra Rocky Juárez, en el momento menos oportuno.

“Estaba desanimado cuando perdí, me sentí que podía dar más”, meses después recuperó la alegría al convertirse en campeón internacional del CMB, pero en 130 libras derrotando al mexicano Juan Carlos Sánchez. “Cuando me coroné me sentí muy contento”.

René volverá a la acción el próximo 20 de enero para enfrentar a un rival estadounidense en la Arena Filadelfia, en Pennsylvania, Estados Unidos.

En 126 libras

El nica no defenderá su título internacional, peleará en 126 libras, categoría en la que pretende coronarse campeón mundial cueste lo que cueste. A René poco le importa quién sea el campeón cuando le den la oportunidad, es consciente de que si en ese momento el monarca no es el mexicano Jhonny González, cualquier otro rival será complicado.

“El 20 de enero regreso al ring, solo falta que la promotora Golden Boy Promotions nos diga el rival para prepararnos psicológicamente. Vuelvo a 126 libras porque marco la categoría sin problemas. Mi meta es coronarme en este peso, conseguir ese título mundial, es mi objetivo”, comentó Alvarado, quien no descarta transitar en 130 libras en un futuro próximo. “La verdad es que me siento fuerte en ese peso”.

“Ahora estamos buscando al campeón del Consejo Mundial de Boxeo en 126 libras. Estoy enfocado a pesar de las fiestas navideñas. Lo que pienso es que en un futuro disfrutaré del esfuerzo que estoy haciendo”, agregó el capitalino, quien sigue en la lucha por su sueño.