•   Sant Joan Despí, Barcelona  |
  •  |
  •  |
  • EFE

El entrenador del Barcelona, Luis Enrique Martínez, ha sido tajante al afirmar que no ha recibido "ningún ultimátum" por parte de la junta directiva y ha recalcado que no tiene problemas "con ningún jugador", así como se habla normalmente con Leo Messi "y con todos los jugadores de la plantilla".

"Mantengo la misma relación que al principio de temporada con todos los jugadores, no hay variación", ha dicho el técnico en una rueda de prensa en la que abordado la actualidad inmediata de la entidad.

Luis Enrique asegura que la continuidad de un entrenador "siempre depende de los resultados", pero que en cualquier caso se siente respaldado tanto por el club como por los jugadores.

El asturiano recurrió al socorrido "ni confirmo ni desmiento" las principales cuestiones problemáticas que le plantearon, por ejemplo sobre un supuesto rifirrafe diálectico con Leo Messi. "Las cosas que forman parte del equipo, siempre se quedaran en el vestuario", ha insistido.

En cuanto a la destitución de Andoni Zubizarreta, Luis Enrique la ha calificado como "una noticia muy triste" y en ese sentido considera que personalmente le debilita.

"No solo porque me trajo al club, sino porque tanto él como Albert Valentín y Narcís Julià -sus ayudantes- son tres personas preparadísimas, de un nivel altísimo y que han hecho un gran trabajo. Son personas leales", ha recalcado.