•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Ramón Flores. Cerró de forma extraordinaria en la liga con promedio superior a los .500 puntos, fue líder en remolques y quedó entre los primeros bateadores de la Liga Profesional. Fue segundo en dobles conectados, el más hiteador y su incidencia defensiva fue tan evidente como sus números a la ofensiva. Es un fuerte candidato al Jugador Más Valioso.

 

Paul Estrada. Fue el pitcher más difícil de vencer, pero eso pesa más cuando estás en un equipo como los Tigres, en su momento considerado uno de los menos fuertes de la liga. Fue líder en balance de victorias y derrotas, y estuvo entre los tres más ponchadores. Se convirtió en el tiro seguro de la liga, sin contar con una poderosa ofensiva como la del Rivas.

 

Ofilio Castro. Su utilidad con el madero fue indiscutible. Estuvo entre los peloteros de más remolques, combinado con un gran promedio de bateo y, aunque no fue el más jonronero de la liga, su porcentaje sobre las bases lo ubicó como número dos. Es ahora uno de los bateadores más selectivos de la liga, pues se poncha cada 18 turnos.

 

Rodney Rodríguez. Como todo el pitcheo del Bóer tuvo que sufrir con una de las peores defensas de la liga, aun así logró 8 victorias y solo tres derrotas. Asimismo, fue el líder en efectividad y en ponches propinados. Es difícil pensar que los Indios pudieran haber clasificado a semifinales sin el aporte del zurdo Rodney Rodríguez.