•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El defensa central uruguayo Gonzalo Ancheta llegó este jueves a Nicaragua casi a la media noche y ayer muy temprano arribó a su primer entrenamiento con el equipo Walter Ferretti, en la cacha de la Universidad Americana (UAM), como si fuera la primera vez que lo hacía.

Su entusiasmo lucía a flor de piel, pues no parecía estar desvelado a pesar que “dormí poco”. Se trata de un jugador de esos que no terminan cuando hablan de futbol o incluso de su Uruguay.

Es un muchacho fácil de palabra, pero en la cancha el mismo charrúa se califica como riguroso en la marca, nada torpe con balón y difícil de superar por arriba y más por abajo. “No es fácil que un rival se me vaya a dar vuelta con balón. Eso no lo permito”, dijo el uruguayo, quien parece claro del reto que asumirá a su llegada a los rojinegros.

Si bien llega a reponer al corpulento nica-colombiano Luis Fernando Copete, Ancheta, de 27 años, dista mucho de ese biotipo de jugador. El ex del Español de Uruguay es muy delgado, no se ve como alguien que intimide con su aspecto, pero con su futbol ya dirá otra cosa.

Claro del reto

Ya sé la responsabilidad que heredé, sé que el anterior defensa central era muy fuerte, pero yo lo soy también de otra forma. Ya me dijo también “El Pulpo”, que tengo que apretar para no hacerle quebrar su marca. Y le dije que no se preocupe, que no lo haré”, comentó.

Ancheta explica que lo primero que hizo cuando se enteró del interés de Ferretti en conseguirlo, fue comenzar a averiguar sobre el conjunto, la liga de Nicaragua y sus jugadores, y claro, que en parte su gran aliado ha sido el también charrúa, Bernardo Laureiro.

“Sé que “El Pulpo” impuso dos marcas de minutos sin permitir goles y todavía mantiene la última. Me pareció una gran oportunidad de ofrecer mucho a este equipo, que por cierto, veo que toca bien, juega bastante bien a pesar de esta cancha (de la UAM) y eso te da más ánimo. La verdad, te voy a ser sincero, vine porque sé que este equipo es campeón del Apertura y quiero ayudar a ser campeón del Clausura y monarca nacional. Quiero jugar en el torneo de la Concacaf”, agregó.

 

Difícil en Uruguay

ECONOMÍA • Gonzalo Ancheta explica que la realidad que se vive en Uruguay es muy difícil para el jugador de Segunda División o de ascenso. “Pocos equipos pagan, y en parte lo hacen porque “tocas una piedra” y te salen como 15 jugadores más con igual de facultades ansiosos por jugar. Eso lo sufrí en mi país, y te desmotiva para jugar bien en la cancha. Por acá me han dicho que es de otra forma y eso lo noto con solo un día de entrenamiento”, comentó el defensa, quien se sintió como en familia desde este primer contacto con sus actuales compañeros de equipo.