•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Todos lo sabíamos. El fabuloso Real Madrid no tardaría en mostrarse de cuerpo entero resurgiendo estruendosamente después de tres reveses consecutivos. Lo hizo ayer en el Estadio Bernabéu clavándole 3-0 al siempre incómodo Espanyol, que pese a sus dos líneas de cuatro en busca de evitar acercarse al caos, no pudo evitar ser “masticado”.

El líder de la Liga, mejor equipo de la Champions y del planeta, vio brillar al galés Gareth Bale, pese a que terminó siendo silbado al no hacerle una entrega a Cristiano en el minuto 72, prefiriendo tirar resultando desviado.

La multitud deseaba un gol del ídolo a pocas horas de darse a conocer al ganador del Balón de Oro, pero Bale perseguido, proyectándose sin mirar a su izquierda por donde se desplazaba Cristiano custodiado pero con espacio para recibir, decidió apretar el gatillo disparando sin la precisión requerida.

Eso provocó silbidos y abucheos para el Gales, quién había brindado su mejor esfuerzo en un accionar reivindicador después de haber estado oculto la mayor parte del tiempo en los recientes juegos.

OBRA DE ARTE Y LATIGAZO

En el primer gol del Madrid en el minuto 11, Bale galopando por la derecha hizo una entrega kilométrica y certera a Cristiano, quien fue hasta el fondo por la izquierda, para realizar magistral un trazo rasante hacia atrás que resolvió James, con un zurdazo nítido y poderoso, estableciendo el 1-0, después que Benzema había sacado astillas del poste izquierdo en la cabaña defendido por Kiko Casillas.

El segundo gol, un tiro libre impresionante ejecutado por Bale con pierna izquierda, como una fotocopia de Cristiano. Desde fuera del área, la pelota impulsada violentamente describiendo una curva caprichosa, golpeó al poste que gimió, y entró hasta hinchar las redes en el minuto 27. La pizarra se amplió 2-0 antes de la expulsión de Coentrao, que dejó al Madrid desde el minuto 52 con un hombre menos.

Para cerrar, una apertura oportuna y precisa de Isco para Arbeloa, facilitó un largo centro desde la izquierda que pasó frente al portón de Kiko Casilla, continuando hasta Nacho, impecable en la recepción e implacable en la definición. El 3-0 nos devuelve al Real que se había perdido en la maleza, y que probablemente se prepare para otra formidable arremetida.

42 PUNTOS suma el Real Madrid después de su triunfo de este sábado sobre el Espanyol. El Barcelona, con 38, enfrentará hoy al Atlético de Madrid, desde las 2:00 p.m.

 

MARCADOR

 

R. MADRID   ESPANYOL

     3                     0