•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

¡Muerte al Bóer, muerte al Bóer! Se escuchaba en el Estadio Nacional Denis Martínez. No eran los aficionados Indios los que gritaban en contra de su equipo, los protagonistas fueron los chinandeganos que se tomaron el coloso capitalino al ritmo de una banda filarmónica que provocaba que “Tigrín”, la mascota del equipo bailara al estilo de “Cantinflas”.

Bien se puede decir que muchos aficionados boeristas -no todos- son como algunas novias interesadas, solamente llegan al Estadio Nacional Denis Martínez cuando el equipo avanza hasta las etapas finales. Todo lo contrario ocurre con los occidentales que en Chinandega demostraron que aunque son menos en cantidad son fieles y ayer lo demostraron haciendo el viaje hasta Managua, donde se robaron el Show con un “Tigrín” que se encargó de dirigir a la orquesta que no paró de sonar en todo el partido.

Tan infieles son algunos aficionados Indios que ni siquiera esperaron a que finalizara el partido. Antes de iniciar el cierre del noveno inning, las filas largas empezaron a ser visibles en los pasillos del viejo coloso que aún vibra a pesar de que sus estructuras están llenas de grietas y sin esplendor.

“Tigrín” no se cansó

No hay duda de que la mascota de los Tigres, quien brindó su espectáculo en el dogout visitante, fue el aficionado más contento. “Tigrín” no se cansó de bailar, en cierto momento del partido hizo una pausa para tomarse fotos con la barra, pero después volvió a la acción, mientras el bullicio chinandegano silenciaba a los miles de boeristas que solamente se alegraron una vez en el partido cuando el Bóer inauguró el marcador en el segundo inning.

En lo que continuó de partido no hubo nada que celebrar para la Tribu. La famosa barra brava de los capitalinos apenas se escuchaba con sus tambores apagados. Algunos decidieron quitarse la tristeza viendo a las 3 atractivas bailarinas que movían sus caderas encima de la madriguera de los Indios.

Los boeristas fieles que se quedaron hasta el final del partido salieron del coloso con la ilusión un poco quebrantada y con el temor de que este hoy pueda ser el último partido de los Indios esta temporada en la Profesional. Los que terminaron contentos y con una sonrisa evidente fueron los vendedores de comidas, cervezas, y gaseosas, quienes tuvieron un día exitoso en sus ventas.

8,000 Aficionados aproximadamente asistieron este sábado al Estadio Nacional Denis Martínez.

2 - 1 aventajan los Tigres de Chinandega a los Indios del Bóer en la serie semifinal, programada al mejor de cinco partidos.