•  |
  •  |

Juan Carlos Ramírez es de esos beisbolistas con una fe inquebrantable. En el 2013 debutó en Grandes Ligas con los Filis de Filadelfia, su andar fue tan efímero como una estrella fugaz, después se convirtió en un Indio de Cleveland y tampoco le fue bien en el 2014; sin embargo, el pistolero no bajó la guardia y firmó este año un contrato de Ligas Menores con los Cascabeles de Arizona.

Dueño de una recta prodigiosa que es capaz de rozar las 100 millas por hora, Juan Carlos espera ganarse un cupo con el equipo grande de Arizona. El pistolero de 26 años ha mejorado muchísimo en los últimos meses, por lo demostrado con los Gigantes de Carolina --Puerto Rico--, la Selección Nacional en los Juegos Centroamericanos y del Caribe, y los Tigres de Chinandega en la Liga de Beisbol Profesional Nacional; su brújula para ubicar lanzamientos en el plato está reparada y su brazo tiene la potencia de Sansón.

Ramírez está listo para emprender el vuelo hacia una nueva aventura que lo catapulte al estrellato. Asegura que jugar en Puerto Rico durante los últimos meses del año pasado le ayudó muchísimo. En ese país conoció a Juan Carlos Romero, un pitcher con experiencia en Grandes Ligas y que no dudó en transmitirle sus conocimientos al pinolero, quien solo tiene palabras de agradecimiento hacia el puertorriqueño.

“Me ayudó a mejorar el hecho de estar jugando en Puerto Rico. Allí conocí a JC Romero, un lanzador zurdo que estuvo muchos años en Grandes Ligas con los Filis de Filadelfia. Él estaba en el rol de relevista, hablé mucho con él, me dijo un par de cosas que me sirvieron: saber como pitchear, que mi recta no lo es todo, que tengo que utilizar mis pitcheos rompientes y eso estoy haciendo”, comentó Juan Carlos.

Se va en febrero

Ramírez aseguró que viajará a Estados Unidos el próximo mes. El derecho lo hará con varios días de anticipación para acoplarse lo más pronto posible a su nueva casa.

“Pienso reportarme en los primeros días de febrero para conocer el ambiente en el que voy a estar. Honestamente no sé cuándo empiezan los entrenamientos, pero pienso llegar 10 días antes para hablar con los coaches y la nueva gente que me espera allí. Tengo grandes expectativas, mi brazo está saludable. Espero transportar este nivel a Estados Unidos”, finalizó.

2 victorias y tres derrotas registró Juan Carlos Ramírez, con efectividad de 3.05, el año pasado con Cleveland (Doble y Triple A).