•  |
  •  |
  • END

Segundos antes de iniciar el pleito, los ojos del panameño Alexis Pizzario reflejaron el pánico de un boxeador con los nervios alterados. No era para menos. Enfrente veía en René “Chirizo” González la versión de una fiera enfurecida. Alguien que estaba desesperado por aniquilar a su oponente. Fue como ver el rostro de la muerte.
Con una combinación de dos manos a los bajos, González fulminó al panameño, y logró el triunfo en sólo el primer asalto. Esto fue en la pelea estelar de la cartelera que anoche realizó la promotora Pinolero Boxing, que contó con una buena asistencia del público pese a realizar la velada ayer lunes.
“Esperaba más. Pensé que iba a tener más exigencia de parte de mi rival, pero las cosas salieron como menos me lo esperaba”, dijo González luego de la pelea.
Desde que sonó la campana, González se lanzó al ataque. Soltó unas cuantas manos al rostro, pero no hubo efectividad. Al minuto con 16 segundos soltó la combinación a los bajos, y Pizzario se derrumbó por completo, culminando así el choque. El “Chirizo” ni sudó.
“No pude mostrar todo lo que he aprendido en estos últimos meses. Pensaba que si la pelea duraba unos tres o cuatro asaltos, podía enseñar más de mí. Pero lo choqué con fuerza y no hubo manera de que se recuperara”, dijo González.
Pizzario era a todas luces un oponente discreto. No fue necesario verlo en acción durante el round para determinarlo así. Su rostro lo denotaba, su andanza sobre el ring durante el minuto con 30 segundos de pelea lo confirmó, pero lo que no tuvo discusión fue que los bombazos que recibió en el hígado y estómago eran para noquear a cualquiera.
“Le di muy fuerte. No cuidó su estómago y lo golpeé con contundencia ahí. Ahora espero volver rápido al ring para seguir sumando triunfos y tener pronto una oportunidad titular”, dijo González.
De esa manera René mejoró a 18 triunfos por sólo una derrota, y ahora lleva 13 nocauts. Pizzario desmejoró a siete derrotas por nueve victorias.
El apoderado del “Chirizo”, Marcelo Sánchez, dijo que René posiblemente vea acción en una cartelera que Pinolero Boxing organice en El Salvador.
“Haber terminado rápido el combate nos impulsa a montarlo lo más pronto posible, por ello pensamos que lo hará en nuestro próximo programa”, dijo el apoderado y promotor del “Chirizo.
En otra pelea de la jornada, Marlon “La Rata” Aguilar fulminó con un devastador gancho al hígado al tipitapeño Francisco Huerta, en un combate que para la mayoría fue el mejor de la noche.
Ambos se presentaron para un gran espectáculo. Intercambiaron golpes potentes, pero la ligera ventaja de Aguilar, en cuanto a técnica, lo sacó a flote, al descargar ese golpe que no lo resistió Huerta.
Carlos Mairena superó en decisión dividida a Carlos Velásquez, mientras que Eusebio Osejo noqueó en sólo el primer asalto al tico Roberto Chacón, entre las peleas más importantes de la noche.