•  |
  •  |

Los prospectos Junior Ramírez (10-0, 8 nocauts) y Cristofer González (9-1, 6 nocauts) serán los protagonistas del cartel boxístico que organizará la promotora Pinolero Boxing el próximo 30 de enero en el Centro de Convenciones del Hotel Hex, en Managua.

En el combate estelar, Ramírez enfrentará al mexicano David Rangel (10-0, 7 nocauts) por el título juvenil del Consejo Mundial de Boxeo, CMB, mientras que González intentará arrebatarle el cetro nacional mosca (112 libras) al experimentado Herald Molina. Este martes en conferencia de prensa, los pugilistas mostraron su ambición de conseguir la victoria y seguir escalando en el pugilismo nacional.

Confiado

Ramírez, que tuvo un año 2014 esplendoroso en cuanto a resultados, es consciente de que el reto es mayúsculo. Será la primera vez que enfrente a un peleador extranjero que está invicto y que intentará amargarle la fiesta al pinolero en su casa.

“Sé que es difícil el reto, pero estoy muy confiado para adjudicarme la victoria. Mi preparación ha sido excelente, he estado guanteando con Walter Castillo y Roberto Arriaza para obtener mejores condiciones. Mi rival tiene un buen jab y un buen recto de derecha, sin embargo tengo lo necesario para derrotarlo”, comentó Ramírez, que espera pelear fuera del país este año.

Por su parte, González se mostró respetuoso. Considera que Molina es un peleador de una calidad mayúscula respecto a sus rivales anteriores, sin embargo está confiado en arrebatarle el cetro nacional.

“Molina es un boxeador de mayor calidad al resto de mis rivales. Ha peleado con boxeadores buenos, su experiencia es mayor. Pienso ser inteligente en el ring porque es fuerte, es estático, no se mueve mucho; voy a intentar desplazarme y golpearlo fuerte abajo y terminarlo con combinaciones largas al rostro”, dijo González.