•   Madrid, España  |
  •  |
  •  |
  • EFE

Una nueva entrega de un derbi apasionante que ha recuperado máxima igualdad en los últimos años gracias a Diego Pablo Simeone, con intercambio de golpes en todas las competiciones, llega hoy en Copa del Rey a un ‘Santiago Bernabéu’ que se enciende en busca de la remontada del Real Madrid ante su “bestia negra”.

Un Atlético de Madrid de suplentes derribó a un Real Madrid de titulares en la ida de unos octavos de final de Copa del Rey en el ‘Vicente Calderón’, que dejó un amargo sabor de boca al madridismo. La actitud de sus jugadores estuvo lejos de la adecuada para un derbi madrileño de altos vuelos y el castigo de dos goles fue el reflejo de la importancia que concedieron a una competición en la que defienden la corona.

En el Bernabéu todo será diferente. Comenzando por el once que alineará Carlo Ancelotti, liderado por el portugués de oro, Cristiano Ronaldo, que fue suplente en la ida. Tras conquistar su tercer Balón de Oro quiere encabezar una remontada de dos goles de desventaja que se antoja misión complicada viendo los últimos enfrentamientos, pero con un precedente al que agarrase para el optimismo, el 3-0 de semifinales de la última edición de Copa.

Navas en la portería

Saldrá con todo y con otra actitud el Real Madrid. Con todos los titulares en cada demarcación salvo en la portería, competición que corresponde al costarricense Keylor Navas. Ancelotti recupera a jugadores importantes en defensa como Dani Carvajal y Sergio Ramos, con Marcelo también titular en el costado izquierdo.

“Intensidad, precisión en el pase y cabeza fría” son las claves marcadas por Ancelotti en el camino hacia la remontada. Apostará por jugar con velocidad, huir de la batalla que siempre propone el Atlético en la medular y buscar las vías de pase que estuvieron cerradas entre líneas. La movilidad en esa zona de Isco Alarcón y el James Rodríguez serán la llave para conectar con el tridente ofensivo --Bale, Cristiano y Benzema-- que desea una gran noche.

No hay dudas en Ancelotti, perdedor de los duelos con Simeone desde la final de Liga de Campeones en Lisboa. Apelará el italiano a la agresividad y la pegada para destruir el orden rojiblanco. Lo señala como el equipo “que mejor defiende de Europa” y el rival que nadie quiere en una eliminatoria.

El Barsa cómodo

Elche y Barcelona afrontan el partido de vuelta de los octavos de final de la Copa del Rey como un trámite y con la intención de agradar a sus respectivas aficiones, tras ser conscientes de que la eliminatoria está sentenciada tras el 5-0 favorable al equipo catalán en la ida.

El partido, este jueves en terreno ilicitano, llega en un buen momento anímico para ambos conjuntos, reforzados en su autoestima tras sus respectivas victorias en la Liga, y desean aprovechar el encuentro para aumentar su confianza para los futuros compromisos que les esperan.