•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Según la edición número 14 del reporte de Predicciones de Tecnología, Medios y Telecomunicaciones (TMT) publicado por Deloitte Global , para este 2015 se predice que las compras de teléfonos inteligentes a nivel mundial incrementará en un 1,000 por ciento en comparación con el año pasado.

Desde hace unos años en Nicaragua es sorprendente observar cómo la telefonía móvil se ha convertido en un servicio de primera necesidad, a un grado tal, que en muchas familias la cantidad de dispositivos móviles que utilizan supera la cantidad de miembros de dicha familia.

El auge en el uso de redes sociales, sistemas de chat y las facilidades que ofrecen los Proveedores de telefonía móvil hoy en día para el servicio de internet ha dado pauta a que la necesidad ya no solo sea tener un teléfono móvil, sino más bien el uso de teléfonos inteligentes.

Estos teléfonos les permiten a las personas entrar a un mundo conectado en el cual suelen revisar su correo electrónico, ya sea personal o empresarial, realizar transacciones electrónicas, utilizar redes sociales, por mencionar algunas. Si bien es cierto el uso de teléfonos inteligentes ofrece muchas ventajas en términos de ocio y en términos laborales, también se debe de estar claro que son Inseguros.

Antiguamente se pensaba que el malware, programas informáticos diseñados por ciberdelincuentes para causarle algún daño o perjuicio al usuario como el robo de información, modificaciones al sistema operativo y las aplicaciones instaladas o tomar el control total del equipo, solo podía afectar a las computadoras, hoy en día representa una de las grandes amenazas de seguridad para los teléfonos inteligentes.

Muchos usuarios no saben que un malware puede entrar a su teléfono Inteligente con el simple hecho de bajar una aplicación que aparentemente es benigna, pero que en el fondo tiene un propósito oscuro.

El problema es que la inseguridad de los teléfonos inteligentes no termina ahí, qué ocurre por ejemplo si el teléfono es robado (muy común en nuestro país) o es olvidado por el usuario en algún lugar, sin los mecanismos de seguridad adecuados, la persona que lo tenga en su poder tendrá acceso a toda la información laboral o personal del dueño y puede ser utilizada de una manera inadecuada.

Otro punto importante a considerar con los teléfonos Inteligentes es el hecho que debido al auge que han tenido las redes inalámbricas como punto de propagación del internet, muchos usuarios se conectan a una red pública abierta, sin saber si esa red a la cual se están conectando es realmente segura y no va a haber alguien viendo todo el tráfico que ese usuario pueda generar al utilizar su teléfono.

Es importante que los usuarios sigan las recomendaciones de seguridad básicas al utilizar sus teléfonos inteligentes:

Realizar transacciones electrónicas con sitios de confianza y conocidos únicamente.

Evitar conectarse a redes inalámbricas abiertas desconocidas.

Siempre utilizar un mecanismo de seguridad para acceder al teléfono (en cualquiera de sus formas).

Conocer las configuraciones de seguridad del propio teléfono.