• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Un batazo sublime fue el que conectó anoche el dominicano José Campusano para dejar tendidos con pizarra 4-3 a los Gigantes de Rivas en 13 episodios y entregar a los Indios del Bóer la segunda victoria de la final de la Liga de Beisbol Profesional Nacional.

“Gracias a Dios que conecté el batazo para darle la victoria al equipo. Este fue un gran partido y nosotros nunca perdimos las esperanzas de ganar. Tuve la oportunidad de conectar el lanzamiento de Morla y no la desaproveché”, apuntó Campusano.

“Tenemos dos victorias, pero no nos podemos confiar porque mañana (hoy) vamos a Rivas por el tercer juego, y esperamos salir con la victoria también”, agregó el jardinero de la tribu, recientemente recuperado de una lesión.

Conservador

Por su parte, Javier Colina, mánager del equipo capitalino, indicó que “aún nada está escrito. Todavía no hemos ganado nada. Cierto llevamos dos juegos ganados, pero esto no es nada. En Rivas, tendremos el mismo deseo de ganar y hacer bien las cosas. Estoy orgulloso de Campusano y del equipo. Han demostrado un enorme deseo de ganar cada partido y eso es lo mejor que puede recibir uno como mánager”.

Mientras que Rodney Rodríguez, que hoy será el pitcher abridor, dijo sentirse en la mejor forma para enfrentar a los Gigantes. “Queremos asegurar la serie. El equipo está muy entusiasmado y mi brazo está listo para ganar el tercer juego”, apuntó.