• |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

En tiempo extra, los brazos de Russell Wilson le dieron la victoria a los Halcones Marinos de Seattle en la final de la Conferencia Nacional, gracias a un touchdown de 35 yardas para superar a los Empacadores de Green Bay 28-22, y de paso asegurarse un puesto en el Súper Bowl XLIX.

Afectada la ofensiva de Seattle por el frío (11ºC), los empacadores se adelantaron en el marcador, 13-0, en el primer cuarto. En total cinco pérdidas de balón decantaron el partido. Parecía estar decidido porque en el segundo cuarto un gol de campo de 40 yardas aumentó a 16 la diferencia.

El partido se fue al descanso. Y luego comenzó la remontada. Wilson, mariscal de Seattle, logró un touchdown por acarreo, 16-7, que logró la reacción de su equipo. En el despeje respectivo, con una jugada especial (pase lateral de 50 yardas), el equipo “escarlata” recuperó el ovoide y se hizo con la posesión.

Un gol de campo de Green Bay puso el score 19-7. Seattle remontó a 19-22, pero llegó el empate con gol de campo. En tiempo extra, un pase de 35 yardas de Wilson para Jermaine Kearse le dio la victoria 22-28 a los Halcones.