• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

¿Qué equipo no desea tener a un ganador de 55 juegos por solo 15 derrotas en las últimas tres temporadas con un Cy Young en casa y por cumplir 30 años, es decir con sus mejores días por llegar? Pero el derecho Max Scherzer, por largos meses en el escaparate de los Agentes Libres, sigue sin firmar, y no hay equipos haciendo cola frente a su pretensión de acercarse a los 200 millones de dólares por más seis o siete temporadas, un riesgo muy largo en estos tiempos con grandes alineaciones en la lista de inhabilitados.

Su equipo desde el 2010, Tigres de Detroit, le ofreció 144 millones por una extensión de seis años, y Scherzer no atendió, prefiriendo entrar a la Agencia Libre en busca de los 200. El arreglo del zurdo Jon Lester con los Cachorros por seis años y 155 millones, debilitó en cierta forma el objetivo de Scherzer, mientras extrañamente el interés por su escopeta derecha se congelaba.

APLICAR VARIANTES

Scherzer con 21 y 18 triunfos en las dos últimas campañas, supera a Lester que registra 15 y 16, agregando que su consistencia es llamativa. No se espera que quede en el aire, sin firmar antes del Play Ball, pero deben aplicarse variantes factibles en las negociaciones. El convenio de Clayton Kershaw asegurando 30.7 millones por año, es inalcanzable para cualquier otro tirador.

Pienso que 144 millones por seis temporadas con un equipo tan hambriento como los Tigres, que te ofrecen un respaldo mayúsculo para conseguir resultados, es mucho mas rentable en la combinación salario-cifras de rendimiento, que los 155 millones de Lester con los Cachorros. Desgraciadamente el atleta actual, en la mayoría de los casos, coloca el dinero como lo prioritario, y el tanto vales y significas, depende de las cifras en el terreno.

LO DESCARTARON

Se creyó que los Yanquis, económicamente tan poderosos y atrevidos, sin Kuroda, con dudas alrededor de Sabathia y Tanaka en recuperación, saltarían

desesperadamente en busca de Scherzer, pero la gerencia sorprendió al decir que no tenía interés. Debe ser porque han tenido amargas experiencias en este tipo de riesgos. La lista es larga.

Scherzer no está solo. Entrando enero a sus últimos días, James Shields que trabajó para Kansas, también en busca de billetes gruesos, permanece a la orilla del teléfono, mientras Edinson Volquez, quien puede registrar cifras parecidas, como lo demuestra haber sido un pitcher de 13-7 y 3.04 con los Piratas, por 14-8 y 3.21 de Shields, ha firmado con los Royals por dos años y 20 millones.

Se creyó que la cacería de Scherzer sería intensa y rápida al abrirse el mercado, pero el “as” derecho, sigue esperando.