• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Jimmy González fue out dos veces en el mismo turno con dos a bordo para terminar con el largo misterio que cobijó un tenso y mal jugado tercer duelo, y el Bóer fue vencido 2-1 en medio de una constante inseguridad. Una falla doble en fildeo por parte de Ramón Flores y Yurendel De Caster sobre ese elevado de faul conectado por Jimmy, fildeable aún en la oscuridad de las catacumbas, dejó con vida al bateador y al equipo indio con dos outs en el noveno inning. Jimmy vio pasar el tercer strike en el siguiente lanzamiento del zurdo Escalona para el último out y Rivas regresó a la vida, aunque discretamente, todavía sin mostrar superioridad, sin exhibir poderío, dando la impresión de ser un equipo disminuido.

Fue una noche triste para el timonel indio Javier Colina. Una defensa agujereada facilitó par de carreras al enemigo y el esfuerzo de la Tribu resultó insuficiente para impedir que el Rivas se levantara difícilmente de la lona y arañando la angustia.

INICIO LENTO Y ERRÁTICO

Por primera vez en la serie, el 0-0 se extendió al tercer inning. El hit de Ramírez con un out por Rivas en el cierre de ese episodio, no era ninguna señal de alarma, menos después de eliminar a Ofilio, inyectando más tranquilidad, pero apareció lo imprevisto afectando a los indios. Raúl Reyes llegando en gran sprint, perdió una pelota bateada por Vásquez hacia el jardín derecho, cuando parecía el tercer out consumado. Ramírez zumbando, no se detuvo y continuó hasta el plato retando el brazo de Reyes. Con tiempo para sacar el out, recibió el catcher Torres colocado adelante del home liberando el tránsito, pero la bola escapó de su guante y Ramírez anotó. En el seguimiento de la jugada, el pitcher Rodríguez realizó la recuperación de la pelota para ahogar en tercera la osadía de Vásquez intentando avanzar, pero Rivas había conseguido tomar ventaja 1-0.

Era muy temprano para preocuparse en vista de la capacidad de reacción de la Tribu, mostrada en el inicio del quinto con boleto a Sandor, sacrificio y hit de Yosmani Guerra con dos outs. El incómodo 1-1 en la pizarra, hizo fruncir los ceños en las tribunas a reventar frente al temor de una tercera derrota que destrozaría ilusiones. En el cierre, los recortados Gigantes recuperaron la ventaja perdida aprovechando otra falla defensiva india, esta vez del short Guerra sobre batazo de Ramírez que significaba el tercer out. Hit impulsador de Vásquez después de base a Ofilio, permitió a Rivas adelantarse otra vez 2-1 en el ombligo del partido. Ningún factor de seguridad, pero importante obviamente.

ÁRBITRO GOLPEADO

El impacto en la garganta que sufrió el árbitro colombiano Jorge Castillo con un faul de Ronald Garth hacia atrás con rebote en el piso, puso la nota dramática en el segundo episodio, obligando a la suspensión del juego por largo rato. Castillo fue llevado al hospital sureño y atendido, reaccionando favorablemente mientras Jairo Mendoza lo reemplazaba en la función.

La serie se detiene hoy, regresando el martes a Managua. Después de tres juegos la impresión provocada por la Tribu es más alentadora que la del Rivas, necesitado de levantar su voltaje, algo que no ocurrió anoche pese a la victoria conseguida. Entre Del Valle y Escalona que trabajó los dos últimos innings, poncharon a nueve indios. El único hit del líder bateador del torneo y ganador de la triple corona hace un par de años, Yurendel De Caster en 11 turnos es el jonrón solitario en el primer juego. Rodney Rodríguez estuvo bien, pero sus fildeadores lo arruinaron. El relevo de Bucardo, sereno aunque sin utilidad. El de Escalona, lo necesariamente efectivo en dos situaciones de presión con hombre en tercera en el octavo y dos circulando en el noveno.