•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los Gigantes de Rivas aún tienen vida. El conjunto dirigido por el cubano Germán Mesa ganó anoche gracias a un pitcheo destacado del abridor José Escalona y el bateo oportuno de la ofensiva que esta vez no tuvo misericordia con los lanzadores del Bóer.

Escalona, quien lanzó 7 innings y solamente permitió dos carreras, explicó que a pesar del cansancio estaba dispuesto a dar lo mejor sobre el montículo, para ayudar en la resurrección de los rivenses.

¿Va Del Valle?

“Estaba cansado, es verdad, estamos abajo en la serie y necesitábamos ganar, gracias a Dios todo salió bien. A mí me gusta ganar, esto es una final. Mi comando de pitcheos estuvo bien con mi recta y el cambio me funcionó; la clave del triunfo fue el bateo oportuno, algo que nos había faltado en los primeros partidos”, comentó Escalona.

Por su parte, Mesa no confirmó a Frank Del Valle como abridor del sexto partido a realizarse en Managua mañana viernes. El cubano aseguró que es posible que Alexis Candelario, que relevó anoche para asegurar la victoria, podría aparecer en la lomita como su pistolero inicial.

“No me gusta dar los juegos por ganados hasta que terminen, por eso traje a Alexis Candelario de relevo a pesar de la ventaja que teníamos. No sabemos quién abrirá este viernes, puede ser Candelario o Frank del Valle”, comentó Mesa.

En tanto, Dwight Britton, quien tuvo una noche mágica conectando 4 imparables, dijo que “tenemos que prepararnos para enfrentar a Paul Estrada --abridor del viernes por el Bóer-- y Juan Carlos Ramírez. Si empatamos el viernes, no nos frenan, porque nos prepararemos para una gran noche al día siguiente acá en Rivas. Estoy contento por mi actuación, me sentí bien en el cajón de bateo. No es tan difícil ganar en Managua, la mentalidad tiene que cambiar y saber que sí podemos lograr el objetivo”.