•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • Edición Web

Decenas de aficionados hacen largas filas a la espera de que las taquillas del Estadio Nacional Denis Martínez, sean abiertas para comprar sus boletos. En tanto, los vendedores aprovechan para ofrecer sus productos afuera de la instalación deportiva.



El reloj de Pedro Joaquín Espinoza marcaba las 6:00 am cuando llegó al “Denis Martínez” proveniente de San Rafael del Sur. Este aficionado del “deporte rey de los nicaragüenses” comenta que llegó a esa hora porque quería “comprar temprano” su boleto.

Al mismo tiempo que Espinoza llegó al coloso de concreto, también lo hizo Gerardo Araya, un comerciante de gaseosas y bebidas alcohólicas, que se ha dedicado a comercializar en el estadio desde que “era un niño”. Según este joven negociante, prefiere llegar temprano para evitar “asolearse demasiado durante la acarreada del producto”.

Entre los vendedores que aprovechan este evento deportivo para obtener ingresos económicos está Mayra Aburto, quien tiene más de diez años de vender en el Estadio Nacional, y que espera “que la venta de hoy sea muy buena”.

En el conjunto de aficionados que hacen filas para comprar sus boletos y disfrutar del partido crucial entre la novena del Bóer y el equipo rivense, hay quienes opinan que todo se acaba hoy con la coronación de los “Indios”, aunque también hay quienes creen que habrá un séptimo juego.

Todos tienen pronósticos, pero la verdad se conocerá  a partir de las 6:00 pm, cuando estos dos equipos aguerridos se enfrenten en el Estadio Nacional, ante una multitud sedienta de espectáculo.

[Te interesa: Bóer y Rivas a ganar como sea]