•   Melbourne  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Abierto de Australia de 2015 vivió su primer gran terremoto este viernes con la eliminación en tercera ronda del suizo Roger Federer, número 2 mundial, que se vio superado por el italiano Andreas Seppi por 6-4, 7-6 (7/5), 4-6 y 7-6 (7/5), en un día donde Rafael Nadal y María Sharapova avanzaron fácilmente a octavos.

El adiós de Federer fue un resultado totalmente inesperado, sobre todo porque Federer, campeón en Melbourne en cuatro ocasiones (2004, 2006, 2007 y 2010), había ganado sus diez partidos anteriores ante Seppi, un adversario que se le daba especialmente bien y con el que solo había perdido un set, en los cuartos de final del torneo de Doha de 2012.

El suizo no caía antes de los octavos de final en Melbourne desde 2001, antes de sus 17 títulos del Grand Slam.

En los últimos diez años, Federer pasó siempre al menos tres rondas en los “grandes”, con la única excepción de Wimbledon en 2013, un año desastroso para él. Entonces cayó en la segunda ronda de la hierba londinense contra el ucraniano Sergiy Stakhovsky.

Peligran estelares

El público australiano se quedó así sin uno de sus grandes ídolos, en una edición donde ya se habían vivido algunos grandes sustos, especialmente con Rafael Nadal y María Sharapova en la segunda ronda, donde ambos estuvieron cerca de quedar eliminados ante rivales situados fuera del “Top 100”.

Antes del partido, Federer parecía tener un partido asequible ante Seppi. Con los números en la mano, no hay comparación posible entre los 83 títulos del helvético y los apenas 3 del italiano, todos ellos de segunda fila (Moscú y Belgrado en 2012, Eastbourne en 2011).

Pero Seppi, de 30 años y 46º de la ATP, hizo un partido valiente y castigó a Federer con bolas al límite y golpes devastadores.

Nadal y Sharapova mejoran

Muy diferente fueron los dieciseisavos para el español Rafael Nadal, tercero de la ATP, que ganó al israelí Dudi Sela por 6-1, 6-0 y 7-5.

El vigente subcampeón en Melbourne solo tuvo que esforzarse de verdad en el tercer set, en el que Sela, 106º de la ATP, llegó a estar igualado 5-5, pero en los dos primeros tuvo un paseo triunfal.

Con este triunfo convincente, Nadal recupera la confianza después de su sufrimiento de la segunda ronda, donde había necesitado 4 horas y 12 minutos para vencer a un rival desconocido, el estadounidense Tim Smyczek, por 6-2, 3-6, 6-7 (2/7), 6-3 y 7-5.

En la próxima ronda, Nadal se enfrentará al sudafricano Kevin Anderson (N.14), que derrotó al francés Richard Gasquet (N.24) por 6-4, 7-6 (7/3) y 7-6 (8/6).

En el cuadro femenino, la rusa María Sharapova, número 2 mundial que en la segunda ronda tuvo que levantar dos bolas de partido ante su compatriota Alexandra Panova, superó la tercera con total tranquilidad, ganando 6-1 y 6-1, en una hora y un minuto a la kazaja Zarina Diyas (N.31).

La zarina se enfrentará en la próxima ronda a la china Peng Shuai, vigésimo primera cabeza de serie.