•  |
  •  |

Con 35 años de edad, el venezolano Javier Colina aceptó dirigir a los Indios del Bóer. Al ver el primer encuentro con los jugadores, el sudamericano no tenía pinta de manager, al contrario, parecía un pelotero más debido a su óptimo estado físico y por supuesto a su juventud.

Como suele suceder con los managers que dirigen a los Indios del Bóer, Colina sufrió el virus de la crítica, al igual que su antecesor, el cubano Juan Castro, quien perdió la final el año pasado contra Rivas. El venezolano pasó por lo mismo que Castro, fue víctima de las dudas constantes sobre si era o no el indicado, sin embargo, terminó callando bocas al conducir a los Indios al quinto título de su historia en la Liga Profesional.

“Para mí es un orgullo y placer estar en tierras nicaragüenses como manager extranjero. Es una bendición ser campeón con el equipo de la capital, estoy agradecido que la directiva del Bóer me diera la oportunidad en mi primer año de ser timonel”, dijo un emocionado Colina que ahora tendrá la responsabilidad de hacer un buen papel en la Serie Latinoamericana.

Recuperan confianza

Según el venezolano, después de los tres triunfos consecutivos contra los Tigres de Chinandega en las semifinales, creyó que los Indios estaban capacitados para coronarse, independientemente de que no eran favoritos contra el poderoso Rivas.

“El título no me lo merezco yo, es de mis jugadores. Ellos estando abajo 0-2 contra Chinandega, hicieron un gran trabajo. Es difícil regresar de dos derrotas seguidas y ganar tres partidos seguidos. Después que eso sucedió en semifinales, pensé que algo mejor vendría en la final, y así fue. El equipo tomó auge, confianza y lo demostraron”, explicó.

“El Beisbol aquí es demasiado bueno, la fanaticada, la intensidad se vive mucho. Cada día va creciendo este deporte, hay muchísimo futuro, y para mí estar aquí ha sido grandioso”.

Críticas no afectaron

Acerca de las constantes críticas a las que fue sometido Colina dijo que “a mí no me perjudicaron en nada las críticas ni al equipo tampoco. Los medios siempre estarán allí, yo sabía que esto nos haría más fuerte, les dije a mis peloteros que no prestaran atención a lo que se decía, y que íbamos a seguir luchando con fe y confianza de que haríamos historia. Todo mundo daba favorito a Rivas y Chinandega. Nadie nos ponía entre los candidatos, pero aquí están los hechos”.

35 años de edad tiene el manager Javier Colina, quien en su primer año como manager profesional se coronó campeón.