•  |
  •  |
  • MLB.com

Este domingo Rob Manfred se convirtió en el comisionado de las Grandes Ligas tras el retiro oficial de Bud Selig.

La visión de Manfred ahora como el máximo directivo del beisbol incluye tres componentes claves.

“Primero que todo, haremos todo lo posible para trabajar con los aficionados jóvenes”, dijo el nuevo comisionado. “Necesitamos estimular su participación. Y necesitamos asegurarnos que los padres y abuelos lleven a los niños al estadio a una edad temprana para que continuemos pasando, lo que considero como nuestro gran deporte, de generación a generación”.

“Segundo, pienso que tenemos la gran fortuna de que el presidente de asuntos financieros y prensa, Bob Bowman, ha construido una compañía de primera clase en Major League Baseball Advanced Media y necesitamos aplicar los recursos disponibles para reforzar nuestra experiencia en el estadio y en las transmisiones, para darle a nuestros aficionados la mejor experiencia posible en nuestro juego”.

“Tercero, y esta es una continuación, pero soy uno de los que apoyo la idea de que el beisbol, como todas las instituciones, necesita seguir su modernización siguiendo las tradiciones del juego. Creo que la repetición de video es un buen ejemplo de dicho esfuerzo, y pienso que la siguiente ola será en nuestros esfuerzos de mejorar el ritmo de los juegos, la falta de ofensiva y problemas por el estilo”.

Experiencia

Antes de ser nombrado como el máximo jefe ejecutivo de las Grandes Ligas, el 28 de septiembre del 2013, Manfred fue el vicepresidente de relaciones laborales por 15 años. En aquel puesto encabezó las negociaciones que resultaron en los convenios colectivos del 2002, 2006 y 2011.

También fue elegido por Bud Selig para encabezar la investigación de la clínica Biogénesis que resultó en la suspensión de 162 juegos del antesalista Alex Rodríguez y otros jugadores.

Además de la expansión de la repetición de video, el cambio de reglas en los choques en el plato, el caso de la venta de los Dodgers, los problemas del estadio de los Atléticos, entre otros asuntos vitales que afectan directamente el bienestar de la industria.