•  |
  •  |

A partir del jueves pasado, el Managua F.C. cambió de director técnico, del veterano y viejo zorro Emilio Aburto, los dirigentes de los Leones Azules cambiaron por “sangre nueva” y bastante joven: el granadino Carlos Zambrana, quien hace años venía fungiendo como el estratega de la Juvenil Especial de los capitalinos. Ahora, Zambrana asume un reto mayúsculo con el equipo grande.

“A mí me tomó por sorpresa el nombramiento, sobre todo porque sé del trabajo que venía haciendo el profesor Aburto pero ya fue una decisión de la directiva”, comentó Zambrana en sus primeras declaraciones como técnico.

El Managua ha sido casi un eterno protagonista en las semifinales, pues desde que subió a Primera División en 2010, solo en dos ocasiones no ha estado en estas instancias.

Un gran reto

“Me siento bien. Asumí el reto con toda la determinación de hacer el mejor trabajo posible con este grupo de jugadores que me ha recibido con mucho calor, con mucho entusiasmo. Sé que vendrán días difíciles, pero de eso se trata: tratar de hacer del Managua un equipo más competitivo y trabajar como equipo, siempre… Voy a debutar contra Ferretti (domingo), para nada será un partido como para celebrar el puesto, al contrario, será mi primera prueba con el equipo”, agregó el granadino.

Pero no es la única buena noticia para Zambrana, acaba de recibir a su nuevo hijo, Diego Alejandro, de quien habla con mucho orgullo. “Ya tengo mi futuro goleador”, comentó entre risas, pero reaccionó de inmediato. Y aseguró: “Tengo otro “hijo” también a quien cuidar con este nuevo equipo de Managua F.C., en el que también tuve el chance de jugar”.

El exgoleador del Real Estelí y Masatepe mantiene casi el mismo equipo de trabajo: José Tinoco, como preparador de porteros, y están por conseguir un nuevo preparador físico.