•   Estados Unidos  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Todos sabemos sobre los Mets. Tienen una segunda base de All Star, un primera base oscilante, un tercera base veterano, una rotación de abridores muy prometedora, Guante de Oro ganadora en los jardines. Pero, ¿qué pasa con la posición de parada corta?

El excampocorto de los Padres, Everth Cabrera, sería una ganga para el gerente general Sandy Alderson. Había rumores de que los Mets van tras Troy Tulowitzki, pero si Alderson quiere garantizar un buen short, debe ir tras Cabrera.

Ahora, puede parecer que Cabrera es nada más que problemas con sus asuntos legales por resolver, pero es una mejor opción que Wilmer Flores.

En dos años, Flores bateó .240 en 105 juegos en las Grandes Ligas. Su porcentaje en la base es un lamentable 0.275, mientras que su porcentaje sobre las bases es .319 en su carrera. Ambos son malos defensivamente.

Cabrera tiene un porcentaje de fildeo de carrera 0.967 y Flores tiene un 0.979. Flores tiene 23 años de edad, por lo que se podría decir que tiene tiempo para mejorar, pero parece que Alderson quiere ganar.

Si ese es el caso, la apuesta segura aquí es firmar Cabrera, porque él puede batear como segundo en la alineación detrás de Juan Lagares y sería una amenaza por su velocidad sobre las bases, que puede dar a los chicos como Lucas Duda y David Wright la oportunidad para remolcar.

Mi consejo al señor Alderson es salir y firmar a Cabrera por contrato de un año, tal vez por US$3.5 millones.