•   Ciudad de Panamá  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Luego de la abultada derrota del sábado 10-0 ante los Leones de Comfacor de Colombia, el venezolano Javier Colina, mánager de los Indios del Bóer, se tomó unos minutos para dirigirse a “sus muchachos” en el viaje de regreso del Estadio Nacional Rod Carew al hotel El Panamá, sede de la III Serie Latinoamericana de Beisbol Profesional.

Una derrota, con ese marcador, no entraba en los planes de alguno de los integrantes de la Tribu. Pero Colina se tomó el asunto con calma, profesionalismo y felicitó a cada uno de los peloteros por su labor a lo largo de la temporada en la Liga de Beisbol Profesional Nacional (LBPN), que culminó con la coronación y boleto a la Serie Latinoamericana.

“Fue una derrota bastante dolorosa para nosotros. Nunca pensé que el juego se iba a tornar de esa manera”, dijo Colina. “Siempre lo he dicho, cuando lanzas bien y hay buena defensa, el equipo tiene derecho a ganar y eso fue lo que ocurrió con Colombia, que jugó mejor pelota que nosotros”.

“El pitcher que usó Colombia (Randy Consuegra) lució sólido durante seis innings, aceptando solo un hit en este trayecto”, indicó.

¿Cuál es tu valoración de la actuación del Bóer en esta Serie?

“Estoy muy orgulloso de todos los muchachos. Sin importar el resultado final, hemos dejado a Nicaragua en alto. No nos eliminaron en la primera ronda y aunque perdimos el primer juego ante Panamá, de forma dramática, así es el beisbol”.

¿Hubo exceso de confianza para este segundo juego con Colombia?

“Para nada. Nosotros no teníamos mañana, y hay que darle crédito al pitcheo de Colombia”.

¿Pensás regresar al Bóer en la próxima temporada?

“Estoy muy agradecido con la directiva del Bóer, con don Bayardo Arce, con los técnicos del equipo como Julio Sánchez y Sandy Moreno. El Bóer será mi primera opción en el beisbol de invierno, si quieren que regrese a Nicaragua para ser otra vez el mánager, acepto. Estaré dispuesto a regresar, aunque es muy temprano pensar en eso, porque además yo pertenezco a una organización de Grandes Ligas (Arizona) y no sé qué planes tienen conmigo”.

¿Cuánta es la diferencia de pasar de pelotero a mánager en tan poco tiempo?

“Mucha, cuando pelotero yo tenía la situación con bases llenas y confiaba en mí, en lo que podía hacer. Pero ahora como mánager tengo que animar a ese pelotero. Ahora son cosas que no puedo controlar, a veces me gustaría tirarme de cabeza por alguna pelota, pero ahora dependo de lo que hace un jugador”.

¿Se ve muy diferente el beisbol desde el dogout?

“Por supuesto. Lograr ver la armonía, la química en el equipo, los comentarios, la prensa, adentro del terreno. Uno ve cuando un pelotero juega al 30, 40, 100 por ciento. Ahora se ven tantas cosas, que cuando yo era pelotero las hacía y no me daba cuenta”.

¿Pensaste renunciar al Bóer en algún momento?

“Jamás, si ellos me dejaban libre me iba. En ningún momento pensé en retirarme”.

Personalmente, el balance de Colina al finalizar su temporada de invierno con el Bóer es positiva, porque llevó al equipo a la coronación, arrebatando a los Gigantes de Rivas de la condición de campeones.

Pero acá en Panamá dejó una sensación de que se podía hacer algo más, con decisiones oportunas que pudieron haber cambiado la historia del Bóer en la III Serie Latinoamericana.