•   Zurich, Suiza  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Tras el abandono de Jerome Champagne, que como David Ginola no pudo encontrar los apoyos suficientes, Joseph Blatter, presidente en ejercicio y gran favorito, solo tendrá tres rivales en la lucha por la presidencia de la FIFA. Por ahora, ya que la comisión electoral debe confirmar sus candidaturas.

Además de Blatter, quedan en carrera para la elección del 29 de mayo en Zúrich, el exfutbolista portugués Luis Figo, el príncipe jordano Alí bin Al Hussein, uno de los vicepresidentes de la FIFA, y Michael van Praag, presidente de la Federación Holandesa.

Champagne abandona, como Ginola

Jerome Champagne, de 56 años, exvicesecretario general de la FIFA, desconocido del gran público y sin ninguna posibilidad sobre el papel, había sido el primero en anunciar su candidatura hace poco más de un año, el 20 de enero de 2014.

Pero como el otro francés que se lanzó en esta carrera, David Ginola, el exdiplomático no encontró el patrocinio requerido de cinco federaciones afiliadas a la FIFA (209 en total), una exigencia para presentarse, y anunció este lunes que la aventura se paraba ahí.

La campaña del excolaborador de France Football habrá durado de todas maneras más tiempo que la del exjugador del PSG, de 47 años, que solo duró dos semanas bajo el patrocinio de una casa de apuestas irlandesa.

Pero si Champagne asegura no sentir "ninguna amargura", su carta a los medios de comunicación de este lunes es ácida, señalando que "muchos presidentes" de federaciones le "explicaron, con franquicia y amistad" que no podían apoyarle por temor a "represalias frente a las recomendaciones de sus confederaciones" o porque estas últimas "dependen demasiado de los apoyos financieros", dando a entender de las instancias más altas que gobiernan.

Las "instituciones se movilizaron para eliminar al único candidato independiente", protestó, atacando a la UEFA: "Se trata también de permitir a los más ricos del fútbol occidental europeo que puedan meter la mano en la última cosa que no controlan todavía, la FIFA y el gobierno mundial del fútbol".

La Unión Europea de Fútbol, en boca de su portavoz, Pedro Pinto, interrogado por la AFP, respondió: "la UEFA no ha elegido candidato para las elecciones. Por lo tanto, todos los candidatos son independientes. Esperemos escuchar a cada uno de los proyectos de futuro".

La incógnita Figo

Blatter, de 78 años, presidente desde 1998, tuvo sin problemas sus apoyos (una mayoría de las seis Confederaciones que componen la FIFA prometieron apoyarlo en junio pasado en el Congreso de Sao Paulo) y cumple evidentemente el otro criterio principal para ser candidato: haber jugado un rol activo en la administración del fútbol, a escala nacional o internacional, durante dos de los últimos cinco años.

El príncipe jordano Alí bin Al Hussein, llamado príncipe Alí, de 39 años, uno de los vicepresidentes de la FIFA, y Michael van Praag, de 67 años, presidente de la Federación Holandesa, presentan los dosieres más sólidos, según los criterios de la FIFA.

"Si viene a preguntarme, Van Praag puede contar con mi apoyo", previno la leyenda holandesa Johan Cruyff en la prensa de su país.

En el caso de Figo, de 42 años, su estatus de antiguo Balón de Oro ha facilitado sin duda la obtención de los apoyos necesarios (asegura tener seis). La incógnita es su falta de experiencia en las instancias gobernantes futbolísticas.

Según su entorno, interrogado por la AFP, puede presentar en su tarjeta de visita sus tres últimos años como miembro del "comité del fútbol", una de las comisiones de la UEFA, en la que se encuentran también antiguas glorias como Dejan Savicevic, Zbigniew Boniek, Fernando Hierro o Davor Suker.

La FIFA confirmó este lunes haber recibido cuatro dosieres de candidatura, que deben pasar primero por la cámara de instrucción de la comisión de ética, para "investigaciones de habilitación en diez días", y después volverán a la oficina de la comisión electoral encargada de confirmar o no "su conformidad con las disposiciones reglamentarias".

Es ahí donde se jugará el futuro de Figo en la carrera electoral. El exjugador del Barcelona, Real Madrid e Inter de Milán ya está de cualquier modo en campaña y viajó a China, con el pretexto de un torneo que lleva su nombre, en el que participaban equipos del país.

Figo debería asistir también este fin de semana a la final de la Copa de África.

En el plano mediático, el exfutbolista portugués recibió el apoyo del carismático José Mourinho, técnico del Chelsea, y de exinternacionales como Roberto Carlos, Patrick Vieira, Raúl González y Deco.