•   San Juan, Puerto Rico  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Con un efectivo trabajo de sus relevistas y bateo oportuno, los Tomateros de Culiacán de México vencieron 2x1 al club cubano Vegueros de Pinar del Río, en el partido de este lunes, que descorrió las cortinas de la Serie del Caribe de beisbol en San Juan, Puerto Rico.

Los mexicanos batearon solo tres hits, pero todos fueron claves para el triunfo, en los únicos dos momentos flojos que tuvo el pitcheo cubano en el partido.

Con la consigna de conseguir un inédito tricampeonato para México, los Tomateros salieron al terreno del estadio Hiram Bithorn en San Juan, buscando la oportunidad para sacar sus garras.

Luego de que Cuba estrenara la pizarra con una carrera en el cuarto inning, remolcada por Yulieski Gurriel, los de México negociaron el empate 1x1 en la parte baja del sexto y facturaron la decisiva un episodio después.

Los Vegueros de Cuba regresan al terreno hoy para jugar a primera hora contra Gigantes del Cibao de República Dominicana, mientras México se enfrenta a segunda hora contra Puerto Rico.

Falló el pitcheo

Cuba jugó a gran nivel, sin errores y dos jugadas destacadas de Gurriel en segunda base, y conectó con cierta soltura al pitcheo rival, al despachar seis imparables. Pero una vez más cayó víctima de las imprecisiones de su pitcheo.

Los Vegueros marcaron su única carrera en la parte alta del cuarto episodio cuando Gurriel recibió pelotazo del abridor mexicano Anthony Vázquez, y con dos outs, se robó la segunda y luego Frederich Cepeda sacó sencillo al derecho y mandó al plato a Gurriel.

Los Tomateros se agazaparon en su cueva hasta la parte baja del sexto capítulo, cuando sacaron las garras ante el abridor cubano Freddy Asiel Alvarez, quien hasta entonces los había contenido.

Alvarez abrió el episodio con golpe a Rico Noel, quien llegó a segunda y México anotó después por dos jugadas de escogencia seguidas para el empate 1x1.

Jonder Martínez relevó a Alvarez en el séptimo y no lo pudo hacer peor. Abrió con base a Ismael Salas. Dave Sappelt se sacrificó en toque para meter a Salas en segunda, y un sencillo al derecho del emergente Walter Ibarra remolcó la carrera del triunfo.

Los relevistas Terance Marín, Héctor Rodríguez y Oscar Villareal se encargaron de silenciar a la batería cubana, apuntándose el último el salvamento con un sonado ponche al toletero Alfredo Despaigne.

La victoria se la acreditó Marin (1-0) y la derrota fue para el relevista cubano Jonder Martínez (0-2).