Pablo Fletes
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La semana pasada, los Indios del Bóer regresaron de Panamá, después de participar en la III Serie Latinoamericana de Beisbol Profesional.

Fue la primera vez que el Bóer participa en este tipo de eventos, pero la experiencia vivida en ese torneo debe ser aprovechada al máximo por la dirigencia del equipo capitalino, que de pronto se vio sin lanzadores para el partido estelar contra Colombia, en el play off, siendo apaleados 10-0.

La dirigencia del Bóer debió hacer una mejor planificación para este torneo. Varios peloteros fueron llevados a Panamá y no fueron utilizados, tomando algunos apenas un turno al bate, como José Campusano, Juan Carlos Urbina, Darwin Sevilla y Javier Robles.

Lo peor es que el Bóer adolecía de brazos frescos, y el juego clave contra Colombia, lo abrió un Rodney Rodríguez que no estaba listo para esa salida y envuelto en una polémica con el manager Javier Colina.

Rodney trabajó mucho en su primera salida ante Panamá, y necesitaba al menos un día más de descanso. Pero en Nicaragua se quedaron lanzadores como el mexicano Abraham Elvira, el cubano Frank Del Valle o el zurdo Carlos Téller.

Es fácil criticar una vez que termina una actuación de un deportista, pero la experiencia vivida en Panamá debe ser capitalizada por la dirigencia de la Liga de Beisbol Profesional Nacional (LBPN), para que no ocurra lo mismo el próximo año en la IV Serie a realizarse en Nicaragua.