•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

María Esther Granados es poco expresiva, pero contundente en sus palabras. La Atleta Amateur del Año y Maestra Internacional ve con pesar que su deporte, el Ajedrez, no tenga la suficiente proyección como otras disciplinas.

Es consciente que para alcanzar la cima hay que poner un doble esfuerzo. Con todas las limitantes que existen, la nica ha alcanzado un nivel destacado, su próxima meta es conseguir la distinción de Gran Maestra, algo que solamente lo han logrado dos jugadores en Centroamérica, ambos de Costa Rica.

Cuando te nombran Atleta Amateur del año, ¿Qué pensaste, cómo te sentiste?

Sentí que el Ajedrez por fin fue reconocido, porque en Nicaragua este deporte está desatendido y no es popular. Sinceramente me sorprendí, porque no es un típico deporte como el boxeo o béisbol que siempre ganan ese premio. Definitivamente estoy agradecida con las personas que votaron para poder obtener este logro a mi favor.

¿Qué ha cambiado después de tu nombramiento como Atleta Amateur?

Tengo una responsabilidad mayor, tengo un nombre que cuidar. Las metas que tenía antes no las miraba muy en serio, pero ahora es diferente. Ahora las personas se han interesado más en el Ajedrez, me han preguntado dónde pueden aprender este deporte. Veo que de alguna forma ha venido a incentivar a las personas a conocer más del Ajedrez.

¿Qué te pareció compartir con tantos atletas reconocidos como Erasmo Ramírez, Román González, entre otros?


Quería conocer al “Chocolatito”, porque nunca lo había visto. Estar tan cerca de alguien que ha hecho méritos en Nicaragua, es un sentimiento que no puedo explicar, estaba muy emocionada.

¿Qué se necesita para que el Ajedrez crezca en nuestro país y sea un deporte de mayor proyección?

Para que las personas se interesen debe haber una especie de promotor en el Ajedrez.  Se necesita una persona que le apasione este deporte, que vayan a las escuelas, poner entrenadores, motivar a los niños. Se necesita gente que lo promueva e inversión económica.

Después de haber conseguido el título de Maestra Internacional, ¿Ahora cuál es tu próxima meta?


Definitivamente luchar por conquistar la distinción de Gran Maestra. En Centroamérica solo han existido dos Grandes Maestros: Alejandro Ramírez y Gabriel Bernal. Es muy difícil, la verdad es que se necesita dinero para participar en los torneos que me den normas de Gran Maestro, este año voy a intentar buscar al menos una norma.