•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Cuando Mike Loáisiga nació, en su hogar ya le esperaba un bate, un guante y una pelota. Era imposible no heredar los genes deportivos de su padre, Stanley Loáisiga, un reconocido pelotero que ha jugado con varios equipos a nivel nacional.

Mike, quien es originario de Esquipulas, municipio de Managua, juega como campo corto y es hermano de Jonathan, pitcher que fue firmado por los Gigantes de San Francisco en el 2013. Con apenas 15 años, Mike es considerado el mejor prospecto de Nicaragua en la actualidad, por esa razón se ganó la oportunidad de viajar a República Dominicana, donde mostrará sus habilidades hoy y mañana en el “Show Case” que se realizará ante los gerentes de los conjuntos de Grandes Ligas.

“Comencé a jugar desde pequeño por mi papá, iba a los estadios con él, entonces así inicié. En ligas jugué a partir de los 7 años, pero desde los 5 ya andaba con guante, pelota y bate. He jugado con la Selección Nacional y he viajado a Panamá, Guatemala, y China a representar a mi país”, cuenta el menor que está siendo entrenado por Wilfredo Blanco, considerado por muchos el mejor caza talentos del país.

No es casualidad que Blanco tenga en su currículo a los peloteros nicas con las firmas más costosas: Cheslor Cuthbert con los Reales de Kansas City (1.5 millones de dólares) y Jesús López con los Atléticos de Oakland (950 mil dólares).
Su sueño, firmar

Loáisiga asegura que su papá es su jugador favorito a nivel nacional, pero se declara un admirador de Derek Jeter, excampo corto de los Yanquis de Nueva York.  “Mi sueño si Dios lo permite es firmar con un equipo de Grandes Ligas. Después ir subiendo poco a poco y alcanzar las Ligas Mayores. Soy ambidiestro y rápido. Tengo un buen guante y mi bateo es bueno”, explica el pelotero que cursa su último año de secundaria, y que en un futuro le gustaría estudiar Ingeniería Mecánica.

 “Hay varios equipos que me gustan para firmar. Houston, Miami, los Padres, hay varios, en realidad me gustan todos. Dios primero sí firmaré. Mi papá siempre me ha apoyado me dice que esto es para divertirse, mi meta es ser mejor beisbolista que él”, agrega la nueva joya del beisbol nacional que espera poder jugar en el próximo Campeonato de Beisbol Germán Pomares para coger experiencia y demostrar su talento en las paradas cortas.