•   Madrid  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El Barcelona es el gran favorito en la recta final de la Copa del Rey, pero deberá estar muy atento hoy en la ida de las semifinales en el Camp Nou frente a un rival tan serio como el Villarreal.

En su reciente enfrentamiento en Liga hace diez días (3-2), el “submarino amarillo” estuvo en ventaja en dos ocasiones y encerró al Barcelona, que se salvó in extremis por su tripleta ofensiva Messi-Suárez-Neymar.

“Es un gran ejemplo para los que piensen que la final de Copa está ahí”, advirtió el técnico del Barcelona, Luis Enrique, tras el encuentro.

“Nos sirve de maravilla. Sabemos que será muy difícil llegar a la final”, añadió.

Defensa muy compacta, rápido en el contraataque... el Villarreal tiene armas para frustrar los pronósticos, a pesar de que toda España apuesta porque el Barcelona llegará hasta el trofeo tras las eliminaciones anteriores de Real Madrid y Atlético de Madrid, ganadores de la competición en 2014 y 2013, respectivamente.

Actualmente sexto en la clasificación liguera, clasificado para los dieciseisavos de final de la Europa League, el Villarreal solo ha perdido un partido en sus últimos 20 enfrentamientos contando todas las competiciones: fue precisamente frente al Barça el primero de febrero pasado.

Como consecuencia de este gran momento de forma, dos jugadores del entrenador Marcelino García Toral formaron parte del equipo ideal de la Liga en el mes de enero: el extremo ruso Denis Cheryshev, cedido por el Real Madrid, y el delantero argentino Luciano Vietto, una de las revelaciones de la temporada en España con 15 goles contando todas las competiciones.

Vuelve Messi

“El rival tiene mucha calidad, ataca bien los espacios”, consideró Luis Enrique, oriundo de Asturias, como su homólogo Marcelino.

“Tienen muy buen entrenador. Cada vez están más cerca y nos sirve como un aviso claro”, añadió el técnico azulgrana.

Pero, si el “submarino amarillo” está en forma, ¿qué se puede decir del navío blaugrana? El Barsa parece haber dado un cambio de 180 grados tras su derrota contra la Real Sociedad en enero (1-0), que había abierto una crisis.

Desde entonces, el equipo catalán ha encadenado nueve victorias consecutivas contando todas las competiciones y marcado 34 goles, lo que supone una media de más de tres goles por encuentro.

Y su estrella argentina, Leo Messi, cuya relación con Luis Enrique era la comidilla de toda la prensa hace un mes, parece haber vuelto por sus fueros. El domingo, en el partido liguero contra el Athletic de Bilbao (5-2), la “Pulga” marcó un gol de falta y participó en los otros cuatro.

En 2015, Messi ha marcado 10 goles en nueve partidos y dado cinco pases decisivos. El Villarreal está advertido: las combinaciones del cuádruple Balón de Oro con sus cómplices Neymar y Luis Suárez puede dinamitar cualquier tipo de defensa.

34 goles suma el Barcelona en su racha de nueve victorias desde que perdió en enero (0-1) ante la Real Sociedad.