•  |
  •  |
  • END

El duelo de semifinales que arranca este domingo en Chinandega entre Real Estelí y el VCP será un cartel digno de una final del fútbol de Primera División.

Se trata de dos clubes con características similares: marcación feroz en su media cancha, poblada con jugadores versátiles, aunque de más experiencia de parte de los actuales campeones nacionales y con una condición física que puede ahogar al rival de más coraje.

Pero nada parece amedrentar a un grupo de jugadores que encabezado por su técnico, Flavio Da Silva, han tomado el reto como el premio al arduo trabajo que realizaron en la fase regular del Torneo Apertura, concluyendo con 13 partidos sin perder.

“Al inicio las cosas no nos estaban saliendo, sin explicarnos por qué, pero se fueron viendo los resultados a base de un arduo trabajo. Prometimos no perder en la segunda vuelta, y ahora estamos aquí, pensando en eliminar al mejor equipo de Nicaragua, porque todo el esfuerzo que hemos hecho sólo se puede remunerar con un título”, dijo Carlos Alonso, capitán del VCP, en conferencia de prensa ayer en Managua.

Da Silva, con la cautela de un experimentado, no quiso hablar de variantes tácticas sobre cómo resolver al Estelí, al que derrotó una vez en la segunda vuelta. Y aunque en esa ocasión le fue útil el planteamiento, no significa que jugará de igual manera.

“No hay duda que será un rival difícil. Un equipo que sabe cómo actuar en estos partidos, con un gran técnico (Otoniel Olivas). Pero tenemos preparada la estrategia para jugarle según se plante, pensando en ganar, y si en un caso se pierde, que es algo que puede pasar entre dos buenos equipos, tampoco será el fin”, agregó Da Silva.

El técnico brasileño dejó bien claro cómo asumirá la semifinal, aunque su equipo, recién ascendido a la Primera, trate de derrotar al club más constante de los últimos años.

“Si me hubieran dado a escoger a qué equipo enfrentarnos, hubiera escogido al Estelí, porque me gustan los retos grandes. Y no crean que si le ganamos al Estelí nos vamos a creer campeones, porque el Diriangén y Ocotal se merecen respeto por el lugar que se ganaron con sus propios resultados”, concluyó el estratega.

Junto a Da Silva y Alonso también estuvieron en la conferencia los brasileños Denis Santana y Cléber Lima, los nicas Milton Padilla y Mario Estrada, un grupo de jóvenes jugadores que pueden marcar gran parte del destino de su equipo en los próximos dos juegos ante los norteños.