•   Miami, Florida  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El toletero Jason Giambi, quien jugó poco en los últimos seis años, anunció ayer que se retira del beisbol después de 20 temporadas en las Grandes Ligas.

El ex MVP (Jugador Más Valioso) de la Liga Americana apareció en 2,260 partidos con cuatro equipos, sobre todo con los Atléticos de Oakland y los Yanquis de Nueva York.

Uno de los bateadores más prominentes de su época, Giambi, se disculpó por lo menos en dos ocasiones por tomar esteroides durante su carrera.

“Desde que tenía cinco años, todo lo que quería era ser un jugador de las Grandes Ligas”, dijo Giambi en un comunicado, en el que agradeció a su familia, amigos, compañeros de equipo, propietarios y aficionados.

Giambi agregó que “los Atléticos de Oakland, los Yanquis de Nueva York, los Rockies de Colorado y los Indios de Cleveland fueron en gran parte los que ayudaron a que ese sueño se hiciera realidad”.

Pocos turnos

El toletero, de 44 años, pasó las últimas dos temporadas con los Indios, con solamente 286 apariciones en el plato en 97 partidos.

En su último encuentro, el 27 de septiembre contra Tampa Bay, logró un boleto y se ponchó en su última vez al bate.

Giambi fue el líder activo en boletos con 1,366 y en la parte superior de la lista de más ponches recibidos con 1,572.

También es quinto en la lista activa en jonrones con 440 y el quinto con 1,441 carreras impulsadas.

En su mejor momento, Giambi fue uno de los bateadores más temidos en el beisbol. Entre 1996 y 2008 promedió 30 jonrones y 96 empujadas y bateó para .287 con un porcentaje de embasarse de .410 en 1,796 partidos.

Un MVP

Fue elegido MVP (Jugador Más Valioso) de la Liga Americana en el 2000, después de promediar .333 con 43 jonrones y 137 remolcadas con los Atléticos.

En la temporada siguiente, Giambi impuso marcas personales con un promedio de bateo de .342 y terminó segundo en la votación de MVP con el japonés Ichiro Suzuki.

Giambi fue cinco veces “All-Star” y ganó un memorable del Jonrón Derby en el Juego de Estrellas del 2002, al vencer al dominicano Sammy Sosa, pero nunca capturó un título de Serie Mundial.