•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El momento de reconocer la entrega de Edgard López como pelotero del Frente Sur Rivas, no se hizo esperar por la junta directiva del equipo sureño, que le permitirá no jugar dos partidos como visitante, en León, para hacer historia en su propia casa, donde quiere conectar los 1,500 hits.

“Yo hice una solicitud en una carta a los directivos de Rivas, para que me dieran permiso de no jugar el viernes y sábado en León, porque quiero conectar los 1,500 hits en Rivas, mi casa, en donde mi gente me ha visto crecer”, afirmó López.

“Es un gusto que quiero que me den por mi esfuerzo que he dado al equipo. Y la directiva ya aprobó mi solicitud, porque este no es un momento que pasa todos los días, y espero que el domingo pueda cumplir ese sueño”, agregó.

¿Crees que tu ausencia pueda afectar al Frente Sur?

“Aparentemente sí, porque soy una pieza clave del conjunto, pero jugando ante León siempre nos ha ido bien, ellos son un buen rival, pero hemos estado arriba en las series, ojalá que los muchachos ganen el viernes y el sábado”.

¿Hay un ambiente de descontento con los compañeros de equipo con tu ausencia?

“Los muchachos no sabían por qué estaba haciendo esta solicitud, y les tuve que contar, ahora ellos me están apoyando, me dicen que me van a ‘chinear’ cuando conecte el batazo. Como capitán del equipo siempre mantengo la armonía en el grupo y he sido un compañero con todos los jugadores, por eso no hay ningún descontento”.

¿Y Rodolfo Moraga?

“Ya había hablado con él y me está apoyando, él no tiene ningún problema con que no juego, porque sabía que esto podía pasar. Estamos de acuerdo”.

¿Qué ha sido lo más difícil para llegar hasta aquí?

“Fue la consistencia, no podés llegar a este nivel si no trabajas y me he esforzado, me exijo a mí mismo y he tomado el beisbol con gran responsabilidad, aparte de que ser un juego. Así lo tomo, con responsabilidad y pasión”.

¿Qué te dice tu familia sobre este récord?

“Está contenta, estoy agradecido con ellos por el apoyo. Mi mamá no quería que jugara beisbol, sino que estudiara y sacara mi carrera, estudié odontología por dos años y por jugar la pelota me salí, y luego estudié mercadeo y publicidad y me gradué”.