•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El arquero del Walter Ferretti, Denis “Pulpo” Espinoza, perdió el sábado pasado su imbatibilidad, después de que Juan Barrera le anotara en el minuto 25, único gol que marcó el Real Estelí que sucumbió 2-1 contra los capitalinos en el Estadio Nacional de Futbol de la UNAN-Managua.

Antes de que iniciara la racha de Espinoza sin permitir goles, casualmente había sido Barrera el último en anotarle. Ahora el mismo jugador se encargó de acabar con la imbatibilidad del arquero, quien dejó su récord centroamericano en 1,213 minutos. A pesar de la victoria capitalina, fue un partido extraño para el “Pulpo”, quien terminó expulsado por doble amonestación, sin embargo tuvo dos intervenciones destacadas en el segundo tiempo que impidieron el empate de los norteños.

¡Qué jugadorazo!

El Ferretti es como una orquesta llena de instrumentos que no suenan afinados cuando se trata de generar juego ofensivo. A pesar de la poca sinfonía que producen, hay partidos en los que les basta con tener a su órgano principal con las notas al 100%, en este caso el uruguayo Bernardo Laureiro, para derrotar al Real Estelí.

El Tren del Norte ha perdido el carril contra el Ferretti. Dos victorias y un empate es el balance de los capitalinos contra los norteños en los últimos tres partidos. El pasado sábado, brilló Laureiro. El uruguayo es un maestro con el balón en el centro del campo, es el equilibro perfecto para un equipo que genera poco en ataque pero que realmente no lo necesita, porque defensivamente es muy sólido.

Laureiro jugó un partidazo ante los norteños. Le dio pausa al juego del Ferretti, oxigenó al equipo con sus pases precisos hacia las bandas por donde el Ferretti respiró, sobre todo por la izquierda con el brasileño Maycon Santana, quien fue un dolor de cabeza en ese sector para la defensa norteña.

El uruguayo tuvo una noche mágica. En el primer tiempo ejecutó un centro hacia el área chica y apareció su coterráneo Gonzalo Ancheta para marcar de cabeza el 1x0. Empató Barrera al minuto 25, pero en el inicio de la segunda parte, el mago Bernardo frotó su lámpara y anotó un golazo de tiro libre que se coló donde las arañas tejen en la cabaña de Justo Lorente.

Con la victoria, el Ferretti tiene 6 puntos de ventaja (si se confirma la victoria contra el Diriangén) sobre el Real Estelí en la lucha por ganarse el boleto a la Concachampions.